Cómo limpiar las paredes con pintura a base de agua

Escrito por julia margaret | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar las paredes con pintura a base de agua
Una pared muy sucia o grasosa puede requerir productos de limpieza más fuertes. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Existen muchos productos comerciales para limpiar las paredes pintadas con pintura a base de agua. A mediados del siglo XX, se utilizaba mucho el TSP (fosfato trisódico) como producto para limpiar paredes. Hoy, en el siglo XXI, existen cientos de productos para limpiar paredes. Aunque muchos de estos vienen en convenientes botellas de aerosol, lo cierto es que no hace falta usar estos productos costosos y poco ecológicos. Puedes limpiar tus paredes de forma segura con opciones menos costosas y menos agresivas usando productos que encuentras con facilidad en la mayoría de las cocinas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Utensilio para espolvorear queso
  • Balde
  • Esponja
  • Jabón para platos líquido
  • Guantes de goma
  • Aceites esenciales
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Limpiador de ventanas con amoniaco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia las paredes ligeramente sucias con cualquier detergente líquido y una esponja grande. En un balde de agua tibia, vierte dos o tres chorros de detergente líquido para hacer un limpiador de paredes efectivo que no dañará tu pintura a base de agua. Cuando estés fregando las paredes, enjuaga la esponja en el balde hasta que deje de producir espuma. Para enjuagar las paredes, usa un estropajo con vinagre aromático. Llena un balde con agua tibia. Llena una botella de 16 onzas (473 ml) con rociador a partes iguales con vinagre blanco y agua y después agrega entre 15 y 20 gotas de tu aceite esencial predilecto. Rocía la mezcla en una esponja y frota las paredes con ella. Mientras trabajas, enjuaga la esponja en el balde de agua cada vez que consideres necesario.

  2. 2

    Limpia las paredes muy sucias con bicarbonato de sodio aromático. En una caja de 2 libras (900 g) de bicarbonato de sodio, sacude aproximadamente 50 gotas de tu aceite esencial predilecto. Con un tenedor, mezcla bien. Espolvorea un poco de esta mezcla sobre una esponja húmeda y frota las paredes. El bicarbonato de sodio hará un buen trabajo, pero dejará residuos. Enjuaga las paredes con la solución de vinagre aromático del Paso 1.

  3. 3

    Limpia las paredes pintadas con pintura a base de agua con un limpiador de ventanas con amoniaco en una botella con rociador. Aunque el amoniaco no es ecológico, si no te importa usarlo y tienes prisa o simplemente necesitas limpiar unas cuantas manchas en la pared, el limpiador de ventanas es una opción rápida. Simplemente rocíalo y limpia la suciedad con una esponja.

Consejos y advertencias

  • En las paredes poco sucias, el agua es suficiente para hacer el trabajo.
  • Nunca mezcles químicos con el amoniaco o con productos que contenga esta sustancia. Los gases creados por estas mezclas pueden ser letales. Usa guantes de goma cuando trabajes con amoniaco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles