Cómo limpiar una perforación en el ombligo

Escrito por maude coffey | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar una perforación en el ombligo
(piercing image by Vasily Smirnov from Fotolia.com)

Después de hacerte una perforación en el ombligo, debes limpiar la joya, la perforación y la piel que la rodea a diario. El cuidado no termina después del periodo de cura del sexto mes a un año, la perforación y la joya tienen que limpiarse de por vida, para evitar irritaciones o infecciones. Junto con la limpieza diaria, evitar presión en el área debido a la ropa y abstenerse de tocar la perforación también reducirá el riesgo de irritación o infección.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón líquido sin fragancia
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lávate las manos en la ducha con un jabón líquido sin fragancia. No toques el grifo o la cortina de la ducha, para evitar contaminar tus manos con bacterias después de lavártelas. Deja que el agua de la ducha corra sobre tu estómago, mojando tu perforación y el estómago.

  2. 2

    Aplica jabón con los dedos a tu joya de la perforación en el ombligo. Nunca uses una toalla de aseo o una esponja vegetal para limpiarla. Estos pueden criar bacterias de estar colgados en la ducha, y pueden arrancar o rasgar tu perforación si la joya se engancha en ellos.

  3. 3

    Frota tus dedos contra la parte visible de la joya (por encima y por debajo de los agujeros de la perforación) para poner jabón sobre ella. Suaviza cualquier costra dura en el anillo o en la barra de tu aro con el jabón y con agua. Elimina todas las costras de la joya con tus dedos. Si dejas que sigan ahí, las que son afiladas pueden causarte irritación si mueves la joya a través del canal de la perforación.

  4. 4

    Lava por dentro de tu ombligo y los dos agujeros de la perforación. Enjuaga la joya y la perforación dejando que fluya el agua por tu estómago, hasta que el jabón se haya ido. Seca con golpecitos, con una toalla de papel.

Consejos y advertencias

  • Pregunta a tu perforador sobre enjuagues salinos o de sal marina si tu perforación está irritada durante el proceso de cura. Evita los productos duros, como el alcohol o el peróxido de hidrógeno, ya que los agentes limpiadores para tu perforación en el ombligo disminuirán el riesgo de un periodo de cura más largo.
  • Nunca dejes que alguien que no es un profesional te haga una perforación en el ombligo o te cambie la joya.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles