Cómo limpiar los pies negros por aceite y suciedad

Escrito por celeigh o'neil | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar los pies negros por aceite y suciedad
La suciedad de los pies en el tiempo de verano requieren de un cuidado extra. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El clima cálido típicamente requiere de pies desnudos o casi desnudos. Los pies que están constantemente expuestos a la suciedad y el aceite caliente postrado en la tierra, incluso los cubiertos parcialmente con sandalias o chanclas, inevitablemente tomarán algo de esa suciedad y del aceite. Las plantas negras pueden parecer difíciles de limpiar, sin embargo, con algunos elementos comunes de la casa puedes hacer la limpieza de los pies sucios fácilmente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Detergente para trastes
  • Un cepillo dental
  • Bicarbonato de sodio
  • Una toalla
  • Vaselina
  • Calcetines de algodón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Remoja tus pies de cinco a 10 minutos en agua caliente. Llena una cubeta, tina o bañera pequeña con agua tibia suficiente para cubrir los pies hasta los tobillos. Vierte al menos una cucharada de detergente en el agua. El agua debe ser ligeramente sedosa cuando frotes los dedos a través de ella. Deja tus pies en remojo en la solución jabonosa por al menos cinco minutos para ablandar las plantas.

  2. 2

    Usa un cepillo de dientes para limpiar las plantas de los pies. Sumerge el cepillo de dientes en el agua con jabón y aplica el suficiente bicarbonato de sodio para cubrir la parte superior del cepillo. Frota las plantas de los pies suavemente para levantar la suciedad y los aceites de la piel. El detergente disuelve el aceite, mientras que el bicarbonato de sodio actúa como un abrasivo natural para eliminar suavemente la suciedad y la piel muerta. Enjuaga el cepillo de dientes y repite hasta eliminar la suciedad y los aceites.

  3. 3

    Aplica vaselina en los pies limpios. Una vez que la suciedad y el aceite hayan sido retirados, lava los pies y sécalos ligeramente con una toalla. Aplica una cantidad generosa de vaselina en las plantas de los pies limpios. Cubre los pies por la noche con calcetines de algodón. Este proceso evitará que los pies recién limpiados sean secados en exceso y suavicen las plantas de los pies, lo que hace que sea más fácil eliminar la suciedad y el aceite en el futuro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles