Cómo limpiar los pistones de aluminio fundido

Escrito por richard rowe | Traducido por mariela rebelo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar los pistones de aluminio fundido
Los pistones son fáciles de limpiar siempre y cuando cuentes con las herramientas adecuadas y tiempo. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los pistones de aluminio fundido no son los mejores que existen, pero la mayoría de los coches los tienen. El secreto del pistón fundido yace en su economía, ya que un pistón fundido funciona de forma adecuada en la mayoría de las circunstancias. La naturaleza blanda y porosa del material hace que la eliminación de la acumulación de carbón, barniz y aceite sea un procedimiento que consume bastante tiempo. Sin embargo, todo se torna muy simple, siempre y cuando tengas las herramientas adecuadas y estés dispuesto a dedicar un poco de tu tiempo en ello.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 Galón (3,79 litros) de líquido limpiador para el carburador
  • Molde para hornear o lata de café
  • Papel aluminio
  • Pincel de pelo natural
  • Jabón y agua
  • Compresor de aire
  • Pulverizador de aire adecuado
  • Anexo para el depósito de arena y accesorios
  • Bicarbonato de sodio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca los pistones en un molde para hornear o en una lata de café y luego llena el recipiente con líquido limpiador para carburadores hasta que los pistones queden sumergidos. Si no tienes un limpiador de carburador, entonces la acetona, el disolvente de nafta o el disolvente de pintura funcionarán. Tapa el molde o la lata con papel de aluminio para evitar que el disolvente se evapore y déjalo reposar durante la noche.

  2. 2

    Retira los pistones del baño de disolvente y lávalos con detergente y agua. Utiliza el pincel para eliminar cualquier residuo. Puedes notar que esto es suficiente, ya que la inmersión en el disolvente durante la noche y un buen lavado debería eliminar la mayor parte de los depósitos. De no ser así, seca los pistones con un pulverizador de aire y procede con el paso tres.

  3. 3

    Carga el depósito para la arena con bicarbonato de sodio, dispara la pistola para purgar el exceso de arena y pon tus pistones en tus manos. Rocía las tapas, los fondos, los huecos y los segmentos de los pistones. El bicarbonato de sodio es un medio muy suave; utiliza un poco más de presión de la que usas cuando trabajas con arena. Evita golpear el interior del bulón para estar seguro.

  4. 4

    Sumerge los pistones en agua caliente o hirviendo. Aquí es donde realmente brillará el bicarbonato de sodio, ya que -a diferencia de la arena- se disuelve fácilmente en agua. La disolución del bicarbonato de sodio te asegurará que no termines con bicarbonato de sodio bloqueando los pequeños conductos de engrase de los pistones. Si quieres estar doblemente seguro, sumerge los pistones en una solución 50-50 de vinagre y agua y lávalos nuevamente.

Consejos y advertencias

  • Técnicamente, se supone que debes utilizar un kit de conversión para reestructurar tu pistola para poder trabajar con el bicarbonato, pero los pequeños proyectos como este funcionan bien sin él. Si vas a trabajar la carrocería o si vas a utilizar el bicarbonato en la manera regular, entonces invierte en un kit de conversión o compra un aire comprimido con un anexo para trabajar con bicarbonato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles