Cómo limpiar la placa de cerámica de un alisador de cabello

Escrito por traci joy Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar la placa de cerámica de un alisador de cabello
(www.hairstraightening.net)

Los alisadores de cabello cerámicos son ideales tanto para las peluquerías como para los hogares. Los alisadores cerámicos calientan de manera más uniforme que los de metal y la distribución uniforme de calor hace que el pelo quede alisado más suavemente. Los alisadores cerámicos no son tan susceptibles a astillarse o rajarse como los de metal o vidrio. Para disfrutar de los beneficios de un alisador cerámico por un largo tiempo, necesitas limpiar las placas de cerámica. La acumulación de spray para cabello u otros productos también pueden afectar tu peinado. Limpiar las placas de cerámica requiere solo de algunos productos y pocos minutos de tu tiempo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un alisador
  • Alcohol
  • Un paño
  • Algodón
  • Bastoncillos de algodón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enchufa tu alisador de cabello cerámico y deja que se caliente hasta estar tibio, es decir, unos tres minutos.

  2. 2

    Desenchufa el alisador y déjalo que se enfríe justo lo suficiente como para poder tocarlo, pero sin que deje de estar tibio.

  3. 3

    Vierte un poco de alcohol en el paño y pásalo por la placa cerámica. Puedes hacer esto para una placa a la vez o colocar el paño entre ambas y tirar de él entre ellas. El paño funciona bien para la primera pasada, porque tiene una superficie áspera que puede ayudar a quitar cualquier resto de productos para el cabello que se pueda haber secado en las placas.

  4. 4

    Vierte un poco de alcohol en un trozo de algodón y limpia las placas de manera individual.

  5. 5

    Sumerge un bastoncillo de algodón en alcohol y exprímelo para quitar el exceso. Pásalo a lo largo de los surcos del borde exterior de las placas cerámicas.

  6. 6

    Pon un poco de agua tibia a un trozo de algodón y pásalo a lo largo de las placas cerámicas para quitar cualquier exceso de alcohol y haz lo mismo con un bastoncillo de algodón alrededor de los bordes.

Consejos y advertencias

  • Si limpias un alisador justo después de haberlo usado, recuerda dejar que se enfríe primero.
  • Nunca intentes limpiar un alisador mientras todavía está enchufado, aunque esté apagado. Desenchúfalo de la fuente de alimentación antes de limpiarlo para evitar el riesgo de electrocución.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles