Cómo limpiar una pluma estilográfica

Escrito por ann jones | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar una pluma estilográfica
Limpia tu pluma estilográfica después de cada uso para que corra bien la tinta. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Las plumas caligráficas hacen líneas delgadas o gruesas mediante una punta divida. Los caligrafistas suelen usar estas plumas debido a la precisión con la que pueden controlar el peso de las líneas y el flujo de la tinta. Estas plumas deben limpiarse después de cada uso para mantenerlas en buen estado. Frotar la reserva después de escribir con tu pluma asegura que no se bloquee con tinta seca, lo que puede afectar el peso de tus líneas y bloquear el flujo la próxima vez que la uses.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón para platos líquido
  • Taza
  • Cepillo de dientes suave
  • Toallas de papel
  • Amoniaco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desarma la pluma, quitando la reserva de tinta de la punta.

  2. 2

    Mezcla cinco gotas de jabón para platos en una taza de agua tibia.

  3. 3

    Frota las partes de la pluma con suavidad, usando un cepillo de dientes remojado en el agua jabonosa. Esto funcionará con cualquier pluma que hayas usado con tinta que no sea a prueba de agua.

  4. 4

    Usa amoniaco diluido a la mitad con agua para limpiar la tinta a prueba de agua.

  5. 5

    Seca las partes de la pluma con una toalla de papel antes de volver a armarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles