Cómo limpiar una pluma fuente Parker

Escrito por james clark | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar una pluma fuente Parker
Las lapiceras fuente son ideales para la escritura manuscrita. (Duncan Smith/Photodisc/Getty Images)

Si limpias ocasionalmente la pluma fuente Parker, podrás escribir placenteramente por mucho tiempo. El mecanismo de pistón para dejar caer la tinta dentro del cilindro, así como el tubo y el depósito que guarda la tinta, pueden obstruirse, especialmente si no la utilizas diariamente. Incluso si tienes una pluma moderna que funcione con cartuchos de tinta, debes limpiar su plumilla. Limpiarla con agua tibia y con productos de limpieza te tomará pocos minutos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pluma fuente Parker
  • Agua tibia
  • Un tazón de metal
  • Amoniaco
  • Un gotero
  • Toallas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Expulsa toda la tinta del depósito de la pluma sobre toallas de papel acolchadas, desenroscando la tapa y presionando poco a poco el pistón en la parte superior del mismo. Si la pluma fuente utiliza cartucho, simplemente descártalo.

  2. 2

    Agrega una taza de agua tibia en un tazón de metal y agrégale una cucharada de amoniaco.

  3. 3

    Sumerge la plumilla en la solución de agua tibia y amoniaco y déjala reposar durante cinco minutos.

  4. 4

    Presiona el pistón para succionar la solución limpiadora dentro del tubo desde la base de la plumilla hasta el depósito de tinta. Algunas plumas Parker utilizan un resorte como pistón, de manera que su parte superior debe estar doblada un poco hacia la izquierda, en el sentido de las agujas del reloj, para que se pueda presionar y para que succione el líquido dentro del depósito.

  5. 5

    Mantén la pluma sobre un recipiente vacío y presiona poco a poco el pistón para descargar a través de la plumilla el agua y el amoniaco dentro del tazón. Repite dos o tres veces este proceso, o hazlo hasta que el líquido que salga se vea transparente.

  6. 6

    Si la pluma usa cartucho, utiliza un gotero para llenarlo con la solución de agua y amoniaco, dejando reposar el líquido durante cinco minutos antes de verterlo dentro del tazón de metal vacío. Repite el proceso hasta que el líquido que salga se vea transparente.

  7. 7

    Deja secar la pluma al aire antes de rellenarla con tinta o instalarle el cartucho de tinta.

  8. 8

    Si es necesario, frota el exterior de la pluma con un paño limpio, ligeramente humedecido en agua, para eliminar cualquier residuo de tinta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles