Cómo limpiar y pulir el zinc fundido

Escrito por lisa wampler | Traducido por katherine bastidas
Cómo limpiar y pulir el zinc fundido
Cómo limpiar y pulir el zinc fundido. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

El zinc fundido es una aleación blanda y delgada de uso común en la industria automotriz. También puedes encontrarlo en adornos, muebles y accesorios. El zinc fundido a menudo es plateado con el cromo, el níquel o el oro, así que debes usar un jabón suave y un pulimento poco abrasivo para evitar que se produzcan micro raspaduras en su superficie.

Instrucciones

  1. 1

    Pon unas gotas de jabón suave para platos en un balde de agua tibia. Humedece un trapo y enjuágalo en la solución.

  2. 2

    Limpia la superficie del zinc fundido con el trapo jabonoso. Sécalo con una toalla de algodón.

  3. 3

    Envuelve un trapo de microfibra para pulir alrededor de tu dedo índice. Aplica un poco de pulimento de aluminio poco abrasivo en la punta del trapo de microfibra.

  4. 4

    Coloca el pulimento en el centro del zinc fundido y gira tu dedo haciendo pequeños movimientos circulares. Inspecciona el trapo con frecuencia. Cuando la pasta se vuelva gris o negra, pasa a otro lugar fresco en el trapo de microfibra y aplica nuevamente el pulimento. Repite este procedimiento hasta que hayas pulido la superficie entera del zinc fundido. Deja que el pulimento se asiente en la superficie del metal durante 15 minutos.

  5. 5

    Saca el pulimento del zinc fundido con un trapo de microfibra para pulir.

Necesitarás

  • Jabón para platos
  • Balde
  • Trapo
  • Toalla de algodón
  • Trapos de microfibra para pulir
  • Pulimento para aluminio poco abrasivo

Lista completaMinimizar