Cómo limpiar las sartenes o cacerolas de aluminio quemadas

Escrito por sheila c. wilkinson | Traducido por natalia manzelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar las sartenes o cacerolas de aluminio quemadas
Prueba con tomates para limpiar tus sartenes de aluminio. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El aluminio es, a veces, muy difícil de limpiar. Se mancha fácilmente y es realmente duro limpiarlo cuando la comida se pega o se quema. No puedes usar cualquier producto porque las sartenes se pueden arruinar. Aquí tienes algunos consejos para limpiar tus sartenes o cacerolas de aluminio de la forma correcta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tomate
  • Bicarbonato
  • Amoníaco
  • Líquido lavavajillas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    ¡Uno de estos debería funcionar!

  1. 1

    Intenta lo más fácil primero. Calienta tomates en la sartén o cacerola quemada. Puedes usar salsa, estofado o jugo de tomates. La comida se desprenderá por el ácido de los tomates.

  2. 2

    Si no tienes tomate o si no funciona, intenta el siguiente truco. Llena la mitad de la sartén con agua y agrega líquido lavavajillas. Lleva la mezcla a un hervor fuerte de diez a quince minutos. Puedes hacerlo el tiempo que quieras, pero, si después de una hora, la comida no se desprendió este método no te servirá.

  3. 3

    Llena tu olla con agua nuevamente y agrega 1/4 de taza de bicarbonato de sodio y 2/3 de taza de vinagre. Lleva la mezcla a un hervor muy fuerte por media hora. No dejes la preparación en la olla más de una hora porque puede generarse un agujero en la superficie. Cuando hayas terminado, deja enfriar. Quita el agua y toma una espátula y raspa los restos de comida quemados. Asegúrate de limpiar todo el bicarbonato.

  4. 4

    Para limpiar el aluminio manchado por haberse quemado has una pasta de bicarbonato de sodio y agua. Ponla sobre las partes quemadas y deja actuar por 30 minutos. Enjuaga y limpia bien tu sartén para quitar el bicarbonato.

  5. 5

    Prueba con un limpiador de dentaduras postizas, dos unidades por cada dos vasos de agua , y un poco de suavizante para tela, cerca de 1/4 de taza. Esto suaviza y suelta las marcas negras de modo que la sartén queda limpia.

  6. 6

    Si la sartén es toda de aluminio (sin agarraderas o manijas de plástico o madera) puedes cubrirla con un aerosol para limpiar el horno e introducirla en él. Has ambas limpiezas al mismo tiempo. Sigue las instrucciones de la etiqueta cuidadosamente. Solo puede realizarse este proceso con sartenes y ollas que sean para ser utilizadas en el horno. Si tiene manijas de plástico esto significará que estará expuesta a demasiado calor. Sin embargo, puedes utilizar este método si las agarraderas son desmontables.

  7. 7

    Con un poco de cuidado puedes hacer que tu sartenes y ollas de aluminio vuelvan a ser las de antes. ¡Qué disfrutes cocinando!

Consejos y advertencias

  • Intenta siempre primero el procedimiento más sencillo y simple. Sumergir es lo mejor si quieres irte a la cama, mientras que hervir es lo ideal si estás en la cocina. La funcionará en la mayoría de los casos. Solo tendrías que intentar varias veces si hay marcas de viejas quemaduras en las cacerolas o sartenes.
  • No dejes el bicarbonato de sodio en el aluminio por más de una hora o puede generar un agujero en la superficie.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles