Cómo limpiar una sauna

Escrito por jonathan mclelland Google | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Una sauna es una estupenda forma de relajarse después de duros días de trabajo, ¿pero qué sucede cuando tu sauna se convierte en un pegajoso desastre? Limpiar una sauna no es tan difícil como podrías pensar, y puede hacerse con unos pocos productos. Las saunas son realmente tan fáciles de limpiar como tu baño.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallas
  • Detergente suave
  • Esponja
  • Escoba
  • Aspiradora
  • Papel de lija de grano medio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Limpiar tu sauna

  1. 1

    El mantenimiento regular es extremadamente importante con cualquier sauna. Cada día toma una escoba y un aspirador y haz una limpieza rápida de pisos y bancos.

  2. 2

    Para mantener el aspecto como nuevo de la madera por más tiempo, asegúrate de sentarte siempre sobre toallas en la sauna. Esto evitará que el sudor de tu cuerpo decolore la madera. Siempre asegúrate que las toallas que usas no se lavaron con detergente fuerte.

  3. 3

    Si usas tu sauna de forma regular, limpia la madera de forma semanal. Si no la usas regularmente, entonces podría no ser necesario limpiarla con tanta frecuencia. Compra un detergente suave y mézclalo con agua. Con una esponja, lava la madera del piso y los bancos. Después de enjuagarla, seca la madera con una toalla.

  4. 4

    A veces la madera dentro del sauna puede decolorarse debido al uso excesivo. Esto podría no suceder por años, pero es inevitable. Con un papel de lija de grano medio, retira toda la decoloración con movimientos a los lados.

  5. 5

    Si tu sauna utiliza un quemador de madera, necesitarás remover constantemente la ceniza que se produzca. Además, querrás controlar periódicamente el tubo de salida para asegurarte de que no se acumula creosota, que puede ser una causa de incendio. Y si tu sauna funciona con un calentador eléctrico, el mantenimiento es mínimo. Todo lo que debes hacer ocasionalmente es limpiar el acero inoxidable y que no se produzca ninguna acumulación. Por último, si tu sauna funciona con piedras, necesitarás revisarlas cada dos semanas para asegurarte de que no se han partido. Si lo han hecho, simplemente reemplaza las piedras, que puedes adquirir en muchas tiendas.

Consejos y advertencias

  • Siempre usa una toalla cuando te sientes en tu sauna.
  • Nunca uses productos de base de amoníaco, ya que pueden liberar gases tóxicos cuando la sauna esté en funcionamiento.
  • Con un calentador eléctrico, siempre contrata un electricista profesional para arreglarlo si se estropea.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles