Cómo limpiar los senos nasales

Escrito por ehow contributor | Traducido por analía c biscaldi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar los senos nasales
Realiza una irrigación nasal salina para limpiar los senos nasales. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

La irrigación nasal o limpieza de los senos nasales es una técnica útil para una congestión nasal. Ya sea por un resfrío, alergia o infección en los senos nasales, la irrigación salina es sencilla, segura y ofrece un rápido alivio. Así es cómo se deben limpiar los senos nasales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una jeringa para enjuague nasal
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 8 onzas (230 ml) de agua destilada o del grifo
  • Pañuelos de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla la solución para la irrigación nasal utilizando 1/4 de cucharadita de sal, 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y 8 onzas (230 ml) de agua destilada o del grifo. Es una buena idea hervir el agua y dejar que se enfríe hasta una temperatura cálida segura y luego agregar la sal y el bicarbonato.

  2. 2

    Utiliza entre 8 y 16 onzas (entre 230 y 460 ml) de solución en cada fosa nasal una o dos veces al día, o sigue las recomendaciones del médico.

  3. 3

    Inclínate sobre el lavabo y gira tu cabeza para que la fosa nasal izquierda esté mirando hacia abajo.

  4. 4

    Coloca la solución despacio en tu fosa nasal derecha utilizando la jeringa. El agua drenará desde tu fosa nasal izquierda al lavabo. Utiliza suficiente presión para asegurarte de que la solución fluya desde tu fosa nasal derecha a la izquierda y se elimine.

  5. 5

    Suena tu nariz con cuidado y repite el mismo proceso de irrigación en la fosa nasal izquierda.

Consejos y advertencias

  • Existen productos que pueden comprarse que contienen paquetes de solución salina y una botella de plástico con tapa especialmente diseñada para una irrigación nasal. Consulta a tu farmacéutico.
  • Prepara la solución diariamente y limpia la jeringa, o la botella y la tapa luego de cada uso.
  • Sólo utiliza suficiente presión como para mover la solución a través de una fosa y hasta la otra. Esto no debe causar mucha incomodidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles