Cómo limpiar un tanque de gasolina

Escrito por shawn candela | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar un tanque de gasolina
El tanque de combustible de tu auto debe ser limpiado exhaustivamente cada año. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Ya sea que conduzcas un automóvil, camión o motocicleta, si tu vehículo utiliza gas para funcionar, el tanque de gasolina va a ensuciarse tanto por dentro como por fuera. Librarse del óxido no es la única tarea de mantenimiento necesaria para un tanque de combustible. Remueve y limpia tu tanque al menos una vez al año.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cepillo de cerdas
  • Limpiador para tanques de combustible o ácido muriático
  • Unos guantes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de que tu vehículo esté tan vacío de combustible como sea posible antes de remover el tanque. Conduce el vehículo hasta que el tanque esté casi vacío, luego déjalo reposar inactivo hasta que se apague. Remueve el tanque de gas de tu vehículo de acuerdo al manual del mismo. Una vez que lo desmontes, limpia todos los remanentes de combustible. Si ves cualquier orificio que necesita soldadura, es el momento de hacerlo.

  2. 2

    Lava el tanque con jabón para platos y agua (también puedes usar detergente de ropa). Usa un cepillo de cerdas para remover la suciedad persistente. Deja que el agua corra, luego sella el fondo del tanque con cinta adhesiva.

  3. 3

    Llena el compartimento con un limpiador para tanques de combustible que puedes encontrar en la mayoría de tiendas automotrices. Revisa las instrucciones del producto; algunos deben ser diluidos con agua. También puedes emplear una mezcla de agua y ácido muriático, aunque este último es corrosivo y debe usarse con moderación. De nuevo, revisa las instrucciones del ácido antes de llenar tu tanque. Dependiendo del tamaño del compartimento y de su condición, puedes usar hasta dos galones (7,56 l) de ácido muriático.

  4. 4

    Deja reposar el tanque durante un lapso mínimo de 12 horas, para desintegrar los residuos de materiales endurecidos. Drénalo y lávalo de nuevo con agua y jabón. Seca todo el tanque con una toalla, por dentro y por fuera. Déjalo reposar en un lugar seco durante un mínimo de 24 horas. El tanque debe estar totalmente seco antes de ser instalado de nuevo en el vehículo.

Consejos y advertencias

  • Usa guantes y trabaja en un área bien ventilada para hacer este trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles