DESCUBRIR
×

Cómo limpiar un trapeador de algodón

Actualizado 21 febrero, 2017

El algodón es un material común para los trapeadores. Todos los trapeadores se ensucian; esta suciedad se puede acumular con el tiempo y, por lo tanto, los trapeadores deben limpiarse de vez en cuando para que funcionen mejor como una herramienta de limpieza. Los trapeadores sucios transfieren la suciedad al trapear los pisos y si las partículas son abrasivas, pueden incluso causar desgaste de las superficies del suelo. Las fibras de algodón se pueden encoger en el agua caliente y dañarse por la lavadora, por lo que es mejor lavar estos trapeadores a mano en agua tibia.

Instrucciones

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
  1. Agita bien el trapeador para quitar el exceso de suciedad. Llena un balde con agua tibia. Añádele detergente suave al agua. Utiliza una cuarta parte de lo que utilizarías para una carga de ropa completa.

  2. Mete el trapeador en el balde de agua y dale vueltas suaves para aflojar la suciedad. Déjalo en el balde de agua jabonosa durante 10 minutos para que se remoje.

  3. Mételo de nuevo en el agua para aflojar cualquier suciedad restante. Retira el trapeador del balde.

  4. Enjuaga el trapeador de algodón con agua caliente en el fregadero o en la bañera hasta que el agua salga clara. Deja que el trapeador se seque al aire libre con las hebras colgando. Puedes hacer esto colocando el trapeador sobre una mesa, en interiores o al aire libre, con la cabeza colgando sobre el borde. Coloca toallas en el piso debajo del lugar donde gotea el trapeador para proteger el piso.

Advertencias

  • Evita usar cloro en los trapeadores de algodón, ya que debilitará las fibras de algodón. Si necesitas desinfectar el trapeador, aplica un desinfectante sin cloro después del lavado. Si el trapeador está manchado, usa blanqueador de oxígeno además del detergente para ropa.

Necesitarás

  • Balde de 5 galones (22,7 l)
  • Detergente de lavandería
  • Toallas