DESCUBRIR
×

Cómo limpiar tus cestas de mimbre

Actualizado 21 febrero, 2017

Debido a que están hechas a mano, las cestas de mimbre pueden ser un poco costosas. Son ampliamente utilizadas para la decoración de hogares. Pero, debido a que están hechas de ramas o espigas delgadas de madera, las cestas de mimbre necesitan un especial cuidado. Necesitan ser limpiadas de la manera adecuada de modo que puedan retener su belleza y su forma. Limpiarlas de la manera correcta también hará que duren más, protegiendo también tu inversión.

Instrucciones

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images
  1. Ponte un par de guantes de algodón o de látex. Esto protegerá la cesta de mimbre de los aceites de la piel, de las cremas para manos y de otras sustancias grasosas cuando las estés tocando.

  2. Quita el polvo, libera la suciedad y el polvillo de tu cesta de mimbre con un plumero o con un cepillo para pintar de cerdas naturales. Comienza por el interior de la cesta. Cepilla en la dirección del mimbre. Suavemente cepilla la parte inferior, luego trabaja hacia arriba de los lados. Da vuelta la cesta de mimbre y limpia la parte inferior, luego los lados.

  3. Coloca la boquilla de tapicería en el extremo de la aspiradora. Aspira suavemente la cesta de mimbre para quitar una cantidad moderada de polvo y suciedad. Comienza en el interior de la parte superior. Trabaja hacia arriba alrededor de la cesta. Luego, aspira el exterior.

  4. Limpia profundamente tu cesta de mimbre con un trapo de algodón. Suavemente humedece el trapo con agua fría. Luego, seca (no limpies) la cesta para limpiar la suciedad difícil y los residuos. Da vuelta el trapo a medida de que se vaya ensuciando. Permite que la cesta de mimbre se seque con aire completamente antes de que la vuelvas a usar.

Consejos

  • Si tu aspiradora no tiene la boquilla de tapicería, desliza una media de nailon por encima del extremo antes de que la utilices.
  • Cada vez que maniobres tu cesta de mimbre, ponte un par de guantes.

Advertencias

  • Nunca laves tu cesta de mimbre en el agua. Nunca le rocíes agua en ella, o la empapes. La humedad puede causar que las ramas o las espigas se hinchen. El agua puede causar que el color se destiña.

Necesitarás

  • Guantes de algodón o de látex
  • Plumero o cepillo para pintar de cerdas naturales
  • Aspiradora
  • Boquilla de tapicería
  • Media de nailon
  • Trapo limpio 100 por ciento de algodón