Limpieza de espejos sin que queden rayas

Escrito por willow sidhe | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Limpieza de espejos sin que queden rayas
Lo más importante al limpiar un espejo es la técnica de secado.

Puedes lograr que los espejos queden limpios y sin rayas, muy fácilmente, sin importar el tipo de limpiador que uses. Ya sea que utilices un limpiador hecho en casa o una preparación comercial, el verdadero desafío se produce a la hora del secado. Las rayas se forman cuando la superficie se seca y aún quedan rastros del limpiador o del agua. Con el secado adecuado, no volverás a ver esas desagradables rayas nuevamente.

Otras personas están leyendo

Eligiendo los materiales

Hay numerosos productos disponibles para limpiar los espejos y la mayoría afirma que aportarán brillo sin rayones. Sin embargo, si eliges un limpiador comercial, asegúrate que está formulado específicamente para vidrio y que no contiene abrasivos fuertes ni ingredientes ácidos. Nunca uses limpiadores multiuso uso ni los que contienen amoníaco.

Muchas personas eligen usar limpiadores de vidrio que contienen vinagre en lugar de productos comprados en las tiendas. Si bien estas sustancias funcionarán, la Asociación de Vidrios de Norte América recomienda usar sólo agua tibia para limpiar los espejos. Si necesitas más poder de limpieza y no quieres usar productos químicos, puedes crear tu propio limpiador combinando vinagre blanco y agua en partes iguales en una botella con atomizador.

La Asociación de Vidrios de Norte América recomienda usar un paño limpio sin pelusa -los de microfibra o el papel periódico también funcionan bien-. Elige la mejor opción que tengas disponible en el momento de la limpieza. Si bien los materiales son importantes, el truco para que el espejo quede sin rayas son las técnicas de limpieza y secado adecuadas.

Limpiar y secar

Rocía el limpiador sobre el paño o el periódico o satura el espejo con agua tibia- Nunca rocíes el limpiador, ya sea casero o comercial, directamente sobre el espejo. El exceso de este producto puede correr detrás o a lo largo de los bordes, causando que la parte trasera plateada quede negra y se descame. Si usarás agua tibia, escurre el paño tanto como sea posible.

Limpia todo el espejo con un paño o papel. La dirección en la que lo haces no es importante, siempre y cuando quites toda la suciedad y las manchas. Usa otro paño seco o un trozo de periódico para limpiar nuevamente el espejo, quitando el exceso de agua o el limpiador. Usa otro paño seco si el primero queda demasiado húmedo. Quita cada gota de humedad y luego continúa limpiando durante varios segundos luego de que la superficie luzca bien seca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles