Linfoma de cuello y cabeza

Escrito por chrys lin | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Linfoma de cuello y cabeza
Fumar y consumir tabaco es la principal causa de cáncer de cuello y cabeza. (Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)

El linfoma de cuello y cabeza es un tipo de cáncer de cuello y cabeza. Sin embargo, los cánceres que se originan en otras partes del cuerpo también pueden diseminarse a los ganglios linfáticos. El linfoma se clasifica en dos categorías diferentes, linfoma de Hodgkin (HL, por sus siglas en inglés) y linfoma no Hodgkin (NHL, por sus siglas en inglés). El linfoma en general es el quinto tipo de cáncer más común en los Estados Unidos, y aproximadamente el 88 por ciento de estos cánceres son linfomas no Hodgkin. (Ver referencia 1)

Otras personas están leyendo

Acerca de los cánceres de cuello y cabeza

Los cánceres de cuello y cabeza se encuentran en la cavidad nasal, senos, labios, boca, glándulas salivales, garganta, laringe y los ganglios linfáticos del cuello. (Véase las referencias 2 y 3) La mayoría de los cánceres de cuello y cabeza comienzan en las células que recubren las superficies mucosas, que son las regiones con tejidos húmedos que recubren los órganos huecos y cavidades del cuerpo, tales como la boca, la nariz y la garganta. Sin embargo, algunos cánceres de la cabeza y el cuello también puede originarse en otros tipos de células. (Ver referencia 2) Los cánceres que se originan en el cerebro, los ojos, la tiroides, el cuero cabelludo, la piel, los músculos y los huesos del cuello no se suelen considerarse cáncer de cuello y cabeza. (Ver referencia 2)

Tipos de linfoma

Hay dos tipos de linfoma, el linfoma de Hodgkin (HL) y linfoma no Hodgkin (NHL). Éstos son cánceres que se encuentran en un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos, una parte importante del sistema inmune del cuerpo. Los síntomas tanto de HL y NHL son similares, pero las condiciones siguen clasificándose de manera diferente, dependiendo del tipo de células anormales que se encuentren en el material canceroso. (Véase la referencia 4)

Síntomas

Un signo que podría indicar cáncer de cuello y cabeza puede incluir un bulto o llaga que no se cura, dificultad para deglutir y un cambio o ronquera en la voz de una persona. Los síntomas de cáncer en la cavidad oral pueden incluir un parche blanco o rojo en las encías, la lengua o la mucosa de la boca. También puede haber una hinchazón en la mandíbula, sangrado inusual o dolor en la boca. Los senos bloqueados o infecciones sinusales crónicas que no responden al tratamiento son los síntomas del cáncer de la cavidad nasal y senos paranasales. El sangrado por la nariz, dolores de cabeza frecuentes, hinchazón de los ojos, dolor en los dientes superiores son también signos de cáncer. El entumecimiento o la parálisis de los músculos faciales, dolor que no desaparece en la cara, las orejas, el cuello y la garganta y dificultad para respirar también son señales de un posible cáncer. Todos estos síntomas pueden ser causados ​​por condiciones menos graves, pero aún es importante consultar con un médico para descartar el cáncer. (Ver referencia 2 y 3)

Los síntomas del linfoma pueden incluir hinchazón sin dolor de los ganglios linfáticos. Es más probable que el HL comience en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo, como el cuello, las axilas o el pecho. Sin embargo, tanto el HL como el NHL se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo, y los síntomas pueden incluir perdida de peso, fiebre y sudores nocturnos.

Las causas de los cánceres de cuello y cabeza

El cáncer de cuello y cabeza, en particular los de la cavidad oral, están relacionados con el consumo de tabaco y alcohol. 85 porciento de los cánceres de cuello y cabeza están relacionados con el consumo de tabaco, y esto incluye el fumar activa y pasivamente. (Ver referencia 2 y 3) Algunas otras causas de cáncer de cuello y cabeza incluyen la exposición al sol, la exposición a productos químicos tóxicos o radiaciones, la genética y la infección por el virus del papiloma humano. (Ver referencia 2)

Tratamientos

Los cánceres de cuello y cabeza puede ser curables si se descubren a tiempo. Los tratamientos incluyen cirugía, terapia de radiación, quimioterapia o una combinación de todas. Sin embargo, la prevención sigue siendo la clave, y los tratamientos pueden afectar la alimentación, el habla e incluso la respiración de una persona, y requeriran rehabilitación adicional para el paciente. (Véase la referencia 2 y 3)

Estadísticas del linfoma

El linfoma no Hodgkin es el tipo más común de cáncer que el de linfoma de Hodgkin, que representa el sexto cáncer más común entre los hombres y el quinto más común entre las mujeres en Estados Unidos. (Véase la referencia 4) Tanto el HL como el NHL pueden ocurrir en personas de cualquier edad, pero el riesgo de desarrollar LNH aumenta con la edad. El HL se diagnostica con mayor frecuencia en ambos grupos de edad diferentes: las personas más jóvenes de entre 15 y 40 años de edad y las personas mayores de 55 años o más. (Véase la referencia 4) Los casos de ambos HL y NHL también son mayores en hombres que en mujeres. (Ver referencia 1)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles