Linfoma terminal en perros

Escrito por jack s. waverly | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Linfoma terminal en perros
Linfoma terminal en los perros. (perros en la playa image by Marco Antonio Fdez. from Fotolia.com)

El linfoma terminal en los perros es la etapa final de la lucha de un perro con este tipo de cáncer. Por lo general, tarda meses en llegar a este punto. El linfoma se hace difícil de manejar en la fase terminal. En este punto, el tratamiento se vuelve más acerca de la calidad de la porción restante de la vida de un perro en lugar de tratar el cáncer en sí. Saber qué buscar y cuándo hayas llegado a este punto en la batalla de tu perro, es importante para ambos.

Otras personas están leyendo

Identificación

El linfoma terminal en los perros es también el último de cinco etapas en la progresión de este cáncer. El linfoma comienza en un ganglio linfático. Cuando el cáncer se ha diseminado en varios ganglios linfáticos en un área común, como la garganta, este es el inicio de la Etapa 2 del linfoma. Cuando se inicia la Etapa 3, todos los ganglios linfáticos cerca de la superficie de la piel se ven afectados. En la Etapa 4, el cáncer se ha diseminado a los ganglios del bazo, hígado y los ganglios del pecho. Cuando un perro llega a la fase 5, o linfoma terminal, el cáncer se ha diseminado a la médula ósea y a todos los ganglios linfáticos restantes.

Importancia

Cuando el linfoma ha llegado a la etapa final, la condición se ha vuelto inmanejable y la muerte es segura. Hay más de una preocupación por la calidad de vida para el tiempo restante del perro en lugar de los resultados de un tratamiento adicional. La quimioterapia se ha convertido en una cura a corto plazo en esta etapa, y la remisión es muy corta; normalmente se cuenta en días o semanas en lugar de meses. La mayoría de los perros en esta etapa sólo vivirán durante unos meses más después del descubrimiento de esta etapa.

Tratamiento

Los perros pueden manejar mejor la quimioterapia que los seres humanos, y hay muchas opciones disponibles. La dexametasona es un tratamiento hormonal usado en el tratamiento del linfoma en perros. El asparaganise se utiliza para destruir los aminoácidos específicos que ayudan a las células cancerosas a adaptarse al sistema inmune. Los medicamentos complementarios que ayudan incluyen deracoxib (para el dolor), fenobarbital (anticonvulsivos) y prednisona (un esteroide). El tratamiento integral puede incluir dietas, antioxidantes y el jugo de noni. Incluso con un tratamiento agresivo, sin embargo, un perro no vivirá más allá de un año después del diagnóstico.

Apariencia clínica

Si bien existen cuatro etapas de progresión antes del linfoma terminal en los perros, no es hasta la cuarta etapa que el cáncer se hace agresivo y sensible al ojo con un microscopio. En la etapa terminal, las células afectadas se asemejan a esponjas con cavidades grandes y tienen una devastación casi total. No hay parecido evidente con las células normales en este punto.

Salud

En esta etapa, si sigues el tratamiento de tu perro, el perro parecerá sano y feliz un día y cansado o desganado el siguiente. Habrá poco apetito, y es posible que necesite una dieta especial para mantener a tu perro alimentado de la mejor manera posible. La pérdida de peso será evidente y estable en este punto, y puede parecer aumentar de velocidad. Las convulsiones pueden ocurrir, pero pueden controlarse. El dolor es evidente cuando tu perro trata de estar de pie o caminar. Tu perro todavía podrá controlar las funciones corporales, aunque la diarrea será común, junto con vómito debido a la quimioterapia. Tu perro va a querer estar en silencio y descansar tanto como sea posible.

-

-

-

-

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles