Cómo hacer el líquido para un limpiador ultrasónico de joyas

Escrito por denise nyland | Traducido por eduardo moguel
Cómo hacer el líquido para un limpiador ultrasónico de joyas
Haz brillar tus joyas con un limpiador ultrasónico. (engagement ring image by jimcox40 from Fotolia.com)

Con el tiempo, las joyas pueden perder su brillo al ensuciarse con la grasa de la piel, la tierra y los residuos de jabón. Un método efectivo para dejar limpios y brillantes tus anillos, brazaletes y collares es usando un limpiador electrónico. Estos aparatos envían ondas de sonido a través de un baño con solución limpiadora, provocando que las burbujas microscópicas suavemente limpien las joyas. La solución limpiadora es poco más que una mezcla de químicos caseros comunes. En minutos puedes fácilmente hacer este líquido.

Instrucciones

  1. 1

    Reúne los ingredientes. Debes tener cuidado al usar el amoniaco. Incluso en las concentraciones usadas en los limpiadores caseros, los gases producidos por este químico pueden dañar las membranas respiratorias y quemar la piel y los ojos.

    Cómo hacer el líquido para un limpiador ultrasónico de joyas
    Se utilizan tazones de cerámica (no metálicos) para combinar los ingredientes del limpiador de joyas. (tasse chinoise image by serge simo from Fotolia.com)
  2. 2

    Combina agua caliente, amoniaco y el detergente para platos en un tazón. Mezcla bien usando una cuchara no metálica.

    Cómo hacer el líquido para un limpiador ultrasónico de joyas
    Las piedras limpias brilla con intensidad. (diamond image by Kit Wai Chan from Fotolia.com)
  3. 3

    Vierte la solución limpiadora en el tanque del baño ultrasónico. Coloca las joyas en el tanque y enciende la unidad, siguiendo las instrucciones del fabricante. Después de completar el ciclo de limpieza, saca las joyas, enjuágalas con agua tibia y sécalas con una tela sin hilachas.

Consejos y Advertencias

  • No uses esta solución para limpiar joyas de disfraces o piedras suaves. Las piedras muy suaves incluyen los ópalos, las perlas, las fluoritas, el ámbar, las esfenes, la titanita, la apatita, el lapislázuli y las turquesas.
  • Los abrasivos suaves, como el bicarbonato de sodio o la pasta de dientes, pueden usarse para limpiar la plata, pero nunca el oro.
  • Nunca uses un compuesto oxidante como el blanqueador sobre tus joyas.

Necesitarás

  • Tazón no metálico
  • Cuchara no metálica
  • Agua caliente (a la temperatura de un baño caliente)
  • 1 cucharadita de detergente líquido para platos
  • 1/2 cucharadita de amoniaco

Lista completaMinimizar