¿Cuándo está listo para consumirse un melón rocío de miel?

Escrito por mai bryant | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuándo está listo para consumirse un melón rocío de miel?
Prueba qué tan maduro está el melón antes de comerlo. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los melones rocío de miel son melones muy dulces ricos en vitamina C y que están disponibles durante todo el año. Se trata de una fruta que se cultiva en los Estados Unidos, y que se importa desde México durante el invierno y la primavera. Los melones rocíos de miel se sirven en ensaladas, como parte del desayuno o se comen solos. Para un mejor sabor, deben estar bien maduros al momento de comer.

Otras personas están leyendo

Peso

Un melón rocío de miel que está listo para comer se siente pesado en las manos. La pesadez a menudo parece mayor en relación al tamaño de la fruta, y es un signo de madurez. Prueba el peso del melón levantándolo y sosteniéndolo en tus manos. Haz lo mismo con distintos melones para comparar y ayudarte a juzgar el peso de este tipo de fruta.

Textura de la superficie

Los melones maduros tienen una textura especial que indica que están listos para comer. Estos indicadores también te dan una idea de la dulzura de la fruta antes de comerla. Pasa tu mano por la superficie del melón, buscando pequeños relieves al tacto. Estos relieves son un signo de dulzura. Más allá de estos relieves, un melón maduro se siente suave, casi como terciopelo, con pocas arrugas.

Olor y suavidad

Los extremos de un melón rocío de miel maduro ceden ligeramente cuando se los presiona. Usa tus pulgares para presionar suavemente los extremos. Si está listo para comer, el melón cederá a tu presión. Si está duro y no rebota, aún no está maduro. Aunque los melones rocío de miel no son demasiado fragantes, a menudo tienen un olor dulce. Sostén el melón cerca de tu nariz para poder sentir su aroma. Busca un perfume suave que combinado con la textura de los extremos, te indiquen que el melón está maduro.

Apariencia y sonido

Mira el melón. Observa su color. Si la piel está verde, aún no está listo para comer. Si tiene un color crema claro o amarillo, se considera que está maduro. Verifica el sonido que emite cuando lo sostienes en tu mano y lo golpeas suavemente con tus nudillos. Si percibes un sonido a hueco, el melón está maduro y listo para consumirse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles