Llagas rojas en el vientre de un perro

Escrito por colleen o'brien | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Llagas rojas en el vientre de un perro
Mantén a tu perro feliz y saludable. (dog photo image by sonya etchison from Fotolia.com)

Las llagas rojas en el vientre de un perro pueden ser causadas por una serie de factores. Es importante mirarlas de cerca y determinar si hay otros síntomas presentes para ayudar a identificar un posible tratamiento. La mayoría de los casos, no son graves, pero el tratamiento de inmediato puede ayudar a prevenir la infección o mayores complicaciones luego.

Otras personas están leyendo

Apariencia

Las llagas pueden ser planas y de color rosa, o pueden ser de color rojo brillante y elevadas. Pueden parecerse a las espinillas llenas de pus o pueden aparecer con costra y supurar líquido amarillo. Pueden lucir como pequeños parches o pueden estar dispersos por todo el vientre. Si el perro tiene un pelaje largo, la piel alrededor de la zona afectada puede estar sucia con material procedente de las llagas. A veces la piel alrededor de la zona se pone colorada.

Síntomas

Un perro puede rascarse la barriga con sus patas o puede deslizarse por el suelo o la hierba. Puede lamer el área profusamente, lo que puede causar más inflamación, hinchazón o supuración. En casos extremos, puede lamer o frotar la piel hasta que esté en carne viva y sangre. Puede sentirse caliente al tacto. El perro puede estar menos activo de lo normal. En algunos casos, estas lesiones se acompañan de vómitos y diarrea.

Causas

Estas lesiones pueden ser causadas por alergias a los alimentos, elementos ambientales, plaguicidas o productos químicos. También pueden ser causadas por pulgas, ácaros o picaduras de insectos. Los hongos y las bacterias también causan llagas rojas. Los hongos causa la tiña, que se llama así debido a su aspecto circular. Las bacterias en la piel pueden causar puntos calientes o zonas de inflamación que emiten un olor, pus y crecen rápidamente si no se tratan. Si un perro experimenta estrés, por lo general al llevarlo a un ambiente nuevo o una situación estresante como perder a un miembro de la familia, puede desarrollar problemas en la piel.

Prevención

Si tu perro pasa mucho tiempo tumbado en la hierba, trata de limitar esta actividad. Si utilizas limpiador de alfombras en polvo, deja de usarlo y limpia con vapor las alfombras para eliminar esta posibilidad. Lava tus camas y mantas con jabón libre de químicos. Regularmente trata a tu perro con un preventivo de pulgas y garrapatas. Baña a tu perro regularmente con champú para perros de alta calidad. Consulta a tu veterinario sobre los mejores productos para tu mascota.

Tratamiento

Las llagas pueden ser tratadas con comprimidos antihistamínicos, sprays o champús, que pueden ayudar a reducir la inflamación y la picazón. La modificación del comportamiento puede ayudar, como por ejemplo, entrenar a tu perro para que no se rasque o lama la zona afectada. En algunos casos, puede ser necesario disponer de un collar isabelino para que no alcance su vientre. Si las llagas se han infectado, puede ser necesario usar antibióticos. Tu veterinario debe ser capaz de prescribir los tratamientos más adecuados.

Advertencias

No apliques nada sobre la piel lesionada a menos que tu veterinario lo recomiende. Esto podría causar mayores daños y molestias a tu mascota. Si las llagas se propagan muy rápidamente, se infectan o empeoran, podría ser un signo de algo más grave que una simple infección de la piel. Si tu perro parece apático, está vomitando o tiene diarrea, consulta a tu veterinario inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles