Cómo llegar a ser un buen jinete

Escrito por chrissie mayes | Traducido por lourdes villaseñor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo llegar a ser un buen jinete
Con práctica cualquiera puede disfrutar los placeres de montar a caballo. (horse riding image by PinkShot from Fotolia.com)

Montar a caballo es un deporte calificado que requiere dedicación, trabajo duro y la voluntad de aprender. Un buen jinete es el que se comunica con el caballo para beneficio mutuo de jinete y caballo, logrando un rendimiento sin esfuerzo aparente. Cuando comienzas a montar a caballo se puede optar por un paseo por puro placer, o tomarlo más en serio y participar en concursos. Ya sea que decidas montar, practicar entrenamiento de caballos occidental o Inglés, o de salto, o simplemente paseos por diversión, siguiendo unos sencillos consejos con la ayuda de un entrenador competente que pueda ayudarte a ser un buen jinete.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Caballo, ya sea propio o prestado por una escuela de reputación
  • Instructor de montar
  • Área para montar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Encuentra un buen entrenador que sea competente en la disciplina que deseas seguir. Mira el sitio web de la Asociación de Instructores de equitación americana, que enumera los instructores en todos los estados que se especializan en quince aspectos diferentes de equitación. Reserva una lección de evaluación con el instructor elegido, ya sea en tu propio caballo o en un centro de equitación aprobado. Asegúrate de que el instructor sepa lo que quieres lograr en la equitación, para que él o ella pueda dirigir la lección adecuadamente.

  2. 2

    Comienza con los fundamentos de la posición. Si estás montando Inglés, haz una línea recta al sentarte en el centro de la silla de montar, a lo largo de tu hombro, la cadera y la parte posterior del pie. Deja que tus brazos cuelguen naturalmente, luego dobla el codo, como si estuvieras sosteniendo un libro. Mantén las muñecas ágiles y los pulgares hacia arriba, lo que permitirá una línea recta desde el codo hasta el freno del caballo para una mejor vía de comunicación. Estira los muslos hacia abajo y asegúrate de que tus talones estén por debajo de los dedos del pie, que deben apuntar hacia adelante. Mantente relajado, pero en posición vertical, asegurándote de que tu rodilla esté ligeramente doblada, pero las agarradedas de cuero de los estribos en un ángulo recto con el suelo. El instructor tendrá que practicar ejercicios sin tus estribos para ayudarte a acomodar tu asiento bien equilibrado, que es la esencia de ser un buen jinete.

  3. 3

    Comienza a trabajar en los cambios de ritmo, conocidos como las transiciones. Comienza con transiciones simples, como detenerse al caminar a trotar, apretando las piernas para animar a tu caballo hacia adelante, y resistiendo con las manos para detenerlo. Cuando te sientas listo, empieza ejercicios de galope, con tu pierna del interior (la más alejada de la valla) en la circunferencia y tu pierna exterior (la más cercana a la valla) detrás de la cincha. Abre tu mano de dentro y mantén un firme control sobre la mano de afuera sin jalar. Esto le dice al caballo como voltear a la guía de galope correcta, la pata delantera interior.

  4. 4

    Haz círculos y curvas, con el objetivo de mantener a tu caballo equilibrado y flexible. Para que un caballo se sienta equilibrado, debe sentirse como si su peso se distribuyera por igual, sus pasos deben ser rítmicos. Un caballo flexible se puede doblar en cualquier ángulo que le indiques, sin caerse hacia adentro ( se siente como si estuvieras montando moto), o caerse hacia afuera (como si se estuviera inclinando hacia el exterior). Utiliza auxiliares de montar para señalarle al caballo: Con la pierna en el interior de la circunferencia, pierna exterior detrás, abre tu mano de adentro, y sujétala con la mano de afuera. Prueba con diferentes ejercicios, como serpentines al montar (curvas por todo el lugar) y ochos en todos los pasos.

  5. 5

    Pon a prueba tus nuevas habilidades montando caballos diferentes, entrando en una simple competencia, o lleva tu caballo a un paseo más desafiante. Asegúrate en todo momento de que estás seguro, pero por encima de todo, disfruta de tu asociación con tu caballo.

Consejos y advertencias

  • Ponte metas a corto y largo plazo, tales como entrar en una competencia dentro de ocho semanas. Centrarte en un resultado final y que tengas tiempo suficiente para lograrlo. Toma en cuenta que convertirse en un jinete muy hábil puede tomar meses de práctica.
  • Ten en cuenta que algunos días será difícil - tienes que trabajar especialmente duro en estos tiempos.
  • Tu caballo lo sentirá si te tensas y reaccionará en consecuencia - a menudo dando brincos - así que concéntrate en mantenerte relajado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles