Cómo llevar a cabo una sesión de espiritismo

Escrito por jason belasco | Traducido por luis alberto fuentes schwab
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo llevar a cabo una sesión de espiritismo
Las velas y otros elementos promueven la creación de un ambiente espiritual amigable. (Candles image by blue_kid from Fotolia.com)

Como si no hubiera suficientes personajes raros para hacer frente en el mundo de los vivos, ¿te gustaría reunirte con algunos de ellos en el otro mundo?. Eh, no estamos aquí para juzgar tus ideas descabelladas, sólo estamos aquí para explotarlas. Pero porque somos explotadores responsables, vamos a decir cómo llevar a cabo una sesión de espiritismo de la manera correcta; no hay tal cosa como el mal y tu realmente no quieres ir por ese camino, créenos. Hemos ido a la fila de atrás oscura y polvorienta de la biblioteca y consultado todos los libros con una calavera y escritura de miedo en la portada para obtener toda la información necesaria sobre cómo llevar a cabo correctamente una sesión de espiritismo.

Otras personas están leyendo

Aprender qué son las sesiones de espiritismo

Una sesión de espiritismo es una reunión en la que un grupo de personas intenta contactar con un espíritu y comunicarse con él. Tan desequilibrado que parezca, muchos han reivindicado llevar a cabo sesiones de espiritismo con éxito y tienen las grabaciones de vídeo para demostrarlo. Algunas organizaciones como la Sociedad Internacional para la Investigación Paranormal y el Comité para la Investigación Escéptica se dedican específicamente a explorar la posibilidad de que los fantasmas no existen en realidad, a pesar de lo que tus padres te han enseñado. (Eh, tampoco fueron exactamente honestos acerca al llevar a Fido a vivir en ese criadero de cachorro, ¿cierto?) Como prueba adicional, el video "Estrictamente supernatural: sesión de espiritismo", examina la evidencia que respalda la credibilidad de estas sesiones.

La familia Fox

La historia de la comunicación de la sesión de espiritismo en los Estados Unidos se remonta a 1848, cuando dos jóvenes hermanas, Margaretta y Catalina Fox, se hicieron famosas por conversar con un fantasma que rondaba su casa en Hydesville, Nueva York. La casa tenía una historia espeluznante: antes de que la familia Fox la habitara, el dueño anterior se había mudado luego de haber sido suficientemente asustado por los sonidos de golpes fuertes que se producían todas las noches. Los ruidos continuaron después de que las Fox se mudaran y los golpes eran a veces tan violentos que los muebles se estremecían y se sacudía toda la casa.

Durante una sesión de golpes, una noche, Catalina le pidió al visitante invisible que golpeara el número de veces que chasqueara los dedos y este la complació rápidamente. Después de eso, los miembros de la familia comenzaron a preguntarle al espíritu para que respondiera las preguntas con sí o no, las cuales respondían con golpes ya sea uno o dos veces, respectivamente. También desarrollaron un sistema alfabético de golpes. Se estableció luego que los Fox estaban hablando con un hombre que había sido asesinado en su casa.

Otros residentes de Hydesville fueron invitados a asistir a las conversaciones de "Tienes que escuchar para creer". Pronto, otros fantasmas estaban visitando a las Fox para charlar con las dos muchachas (los golpes sólo se producían si por lo menos una de ellas estaba en la habitación). Esta familia se convirtió rápidamente en la comidilla de la ciudad, del país y eventualmente del mundo. Otras personas trataron de comunicarse con los fantasmas en sus propias casas.

¡Ah!, hay que destacar que las hermanas Fox admitieron más tarde que de alguna manera simulaban los golpes y los fantasmas. Algunos dicen, sin embargo, que los descreídos hostiles presionaron a esta familia a invalidar su experiencia. En cualquier caso, estas hermanas siempre serán acreditadas con la apertura de la posibilidad de no sólo ver y oír a los muertos, sino también de poder comunicarse con ellos directamente.

Sesiones espiritistas modernas

Hoy en día, las sesiones de espiritismo son generalmente realizadas por psíquicos o médiums espirituales a quienes tu pagas para dirigir la sesión. Es posible, sin embargo, que puedas mantener una tú mismo, siempre y cuando sepas lo que estás haciendo. ¿Es seguro invitar a las personas muertas con golpes en tus muebles?. Los expertos se apresuran a responder que sí. Después de todo, el alquiler de estos se paga por el "hecho" de que los espíritus pueden ser controlados por los vivos.

Otra situación no deseada podría ser que el espíritu que has llamado decida que le gusta tu lugar y termina durmiendo contigo para siempre. Hasta que nos encontremos con un "¿Cómo realizar un exorcismo en tu casa?", no podremos garantizar que la realización de una sesión de espiritismo sea 100 por ciento segura. Podemos, sin embargo, enseñarte cómo llevar a cabo esta actividad correctamente y minimizar las posibilidades de meter la pata regiamente con fuerzas invisibles.

Crea una única lista de invitación exclusiva para creyentes

Junta a las personas que son de mente abierta. Este es un paso obligado, los fantasmas responden sólo a aquellos que creen en ellos (una petición razonable, creo). Así que no invites a la persona de tus sueños en un intento de mostrar cuanto de interesante y místico eres si sabes que ella se echó a reír histéricamente viendo "El sexto sentido". Ni siquiera invites a tu mejor amigo o a tu hermano si las cejas suben un ápice ante la mención de una sesión de espiritismo. Si deseas que ésta sea un éxito, ve con los que creen, no con los que admiten empujar el puntero de la ouija para deletrear palabras sucias.

Las sesiones de espiritismo se realizan en general con tres o más personas y algunas fuentes dicen que el número de participantes debe ser divisible por tres.

Nunca dirijas dicha actividad por tu cuenta, a menos que tu realmente quieras volverte loco.

Los niños no deben ser invitados, ya que tienden a ser asustados más fácil y podrían arruinar tus posibilidades de mantener al fantasma alrededor, por no hablar de que podrían quedar traumatizados y mojar sus pantalones con cualquier sonido fuerte durante el resto de su vida.

Mientras que tú debes invitar a dos o más personas, no invites a más de las que pueden caber alrededor de la mesa donde se va a celebrar la sesión. Los primeros minutos de la sesión de espiritismo requieren una cierta relajación y la meditación del grupo, lo que podría ser difícil de controlar si tus invitados están golpeando los codos, literalmente respirando en el cuello de los demás y compartiendo sillas por falta de espacio. Simplemente no es posible meditar con la mitad de tu parte inferior sin apoyo.

Creación de un ambiente espiritual amigable

Dado que incluso los no creyentes saben, los fantasmas se supone que salen por la noche, así que planea tu sesión de espiritismo por algún tiempo después de que el sol se ponga. Una noche con una luna brillante y llena sería un bonito detalle y podría establecer el estado de ánimo, pero no es necesario.

Se ha recomendado que se celebren estas actividades en un lugar que no sea tu casa, o cualquier casa habitada, por si acaso el espíritu a atraer tiene un tiempo difícil para decir adiós y se mantiene en el lugar. Una habitación de hotel es preferible (aunque probablemente no en la opinión de su dueño), aunque nosotros recomendamos que la realices en tu casa. Sólo asegúrate de leer las instrucciones al final de la etapa de "invocación del espíritu" y continúa con cuidado.

Hay cinco cosas que necesitarás llevar a cabo para una sesión de espiritismo adecuado:

La Mesa. Después de que hayas decidido sobre un lugar, es muy importante preparar el área para esta tarea. La misma se suele llevar a cabo en torno a una mesa redonda u ovoide, por lo que encuentra una que sea lo suficientemente grande para acomodar a todos tus invitados y tener suficientes sillas para cada participante. Cubre la mesa con una hoja de papel o un paño blanco, el color ayudará a atraer "buenos" fantasmas que son pacíficos y serviciales y no se quedarán en su bienvenida.

Velas. Coloca algunas velas apagadas en el centro de la mesa. Debe haber por lo menos tres, cuanto más, mejor, pero no tantas que, accidentalmente, podrían encender el tejido del huésped en el fuego. El número de estos elementos en la mesa también debe ser divisible por tres y debe de haber algunas velas blancas (aunque también puedes incluir algunas de color púrpura o violeta para la espiritualidad). No enciendas las velas todavía.

Incienso. Hay varios olores que son esenciales para hacer este ritual y los tres más populares son la canela, el incienso y el sándalo. Tu puedes comprar incienso con estos olores, o los puedes encontrar en las velas también (pero no incluyas estas velas en la mesa de la sesión si no son los colores adecuados). Esto es lo que cada olor se supone que debe hacer:

Canela: proporciona calor y energía.

Incienso: se expande la conciencia y ayuda en la meditación.

Sándalo: conecta a tierra a los participantes y les ayuda a mantener la concentración.

Puedes encender el incienso antes de que lleguen los invitados para que la habitación huela muy agradable en la sesión de espiritismo y en el momento en que aparezcan.

Música. Ten un poco de meditación o de música de la nueva era, algo suave y calmante reproduciéndose cuando tus invitados están llegando. El propósito de la música es relajar a los participantes y crear el estado de ánimo, no se debe estar reproduciendo cuando la sesión de espiritismo realmente comienza.

Cinta / grabadora de vídeo. Las personas a menudo tienen lo que inicialmente parece ser una sesión de espiritismo no exitosa, sólo para descubrir más tarde, cuando ven o escuchan una grabación en cinta del mismo, que el fantasma estaba realmente presente. Si empleas una grabadora en una sesión que, reproduce hacia atrás la grabación en alto volumen para ver si tal vez un fantasma que ha hablado muy suave estuvo realmente allí. Quién sabe, podrías haber logrado de forma inadvertida, el próximo "Proyecto de la bruja de Blair" y lo único que tu has hecho fue meterte tontamente un poco con lo sobrenatural y lo único que intentabas era vagabundear por el bosque con el equipo húmedo para acampar. . . ¡Buen negocio!

Preparación de los participantes

Una vez que todos los invitados han llegado y se han establecido (han acabado con lo último de su buen helado, se han ido al cuarto de baño y están empezando a quejarse: "¿Y ahora qué, extraño?"), hazlos sentar cómodamente alrededor de la mesa. Esto es lo que se debe hacer a continuación:

1.Selecciona un médium. Si tu no quieres ser (es decir, la persona que conduce la sesión de espiritismo), pídele a alguien que haya estado en alguna o que esté en sintonía con su sexto sentido para hacer el trabajo.

  1. Una vez que un médium está establecido, permítele liderar el grupo. Una sesión de espiritismo se llevará a cabo de forma ordenada, sin que los participantes estén gritando: "¿Cuándo me caso?" tan pronto como el espíritu llegue. Asegúrate de que esto esté claro para todo el mundo antes de continuar.

  2. Decide a quién llamar del otro lado. Es una buena idea escoger un espíritu de antemano, de modo que por lo menos sepas con quién estás tratando (como tu amable anciana Nana, a diferencia de un asesino serial). También es una buena idea escoger a alguien que haya fallecido recientemente, ya que los espíritus que han vivido en el otro lado por más de un par de décadas tienden a no querer ser molestados y podrían enojarse si ellos son convocados.

  3. Carga las velas. Haz que los participantes mantengan cada vela en sus manos y visualicen su poder simbólico emanando de ésta. Por ejemplo, si estás sosteniendo una vela blanca, quédate con la imagen del humo pacífico enroscándose en la misma. Cada vela debe ser pasada y cargada por cada participante antes de ser encendida y se devuelve al centro de la mesa.

En este momento, toda la música debe ser apagada, otras distracciones ruidosas deben ser eliminadas y todo el mundo debe centrarse en la tarea.

Invocar al espíritu

Comienzo

  1. Empieza por unir las manos con la gente a ambos lados de ti y cierra los ojos.

  2. En función de tus creencias religiosas, tu (o el médium) podrían querer decir una breve invocación o bendición divina antes de ir más lejos, por si acaso.

  3. A continuación, el médium debe pedir a todos un ejercicio de respiración profunda enseñándoles a inhalar lentamente por la nariz. . . y exhalar lentamente por la boca, tratando de mantener la mente en blanco. El objetivo es conseguir que todo el mundo esté tranquilo, cómodo y en contacto con sus sentidos.

  4. Después de unos minutos de esto, el líder debe pedirle a todos que digan estas palabras juntas: "Nuestro [nombre del espíritu] amado, te pedimos que estés en comunión con nosotros y te muevas entre nosotros." Repitan el canto hasta que haya una respuesta.

  5. Una respuesta puede adoptar la forma de una disminución repentina de la temperatura ambiente, un ligero dolor en la zona que causó la muerte del espíritu (por ejemplo, si el difunto murió de un ataque al corazón, los participantes de la sesión pueden sentir un dolor sutil en su pecho) o un sonido de golpes.

  6. Si después de un tiempo, no hay respuesta, el médium puede añadir al canto: "Si estás con nosotros, [nombre del espíritu], por favor golpea una vez."

El medio

  1. Después de recibir la confirmación de que tu estás, de hecho, hablando con los muertos (¡no grites, o puedes hacer que Nana se aleje!) Asegúrate de que realmente es ella la que está hablando con el establecimiento del sistema de "un golpe= Sí, dos golpes = no " y pide que responda las preguntas con un si o no, sólo ella debería saber las respuestas. Si descubres que en realidad no es Nana la que está hablando, no te preocupes, el espíritu todavía podría ser uno amable y servicial (aunque confuso). Averigua qué tipo de fantasma tienes en tus manos a partir de ahí.

  2. Si el espíritu brinda respuestas espeluznantes ("¿Cuándo voy a morir?" ... "Hoy") o comienza a golpear sobre un mueble y tira vasos a través del cuarto, rápidamente díganle que vaya en paz, luego de romper el círculo de las manos, apaguen las velas y enciendan las luces.

  3. De lo contrario, continúen haciendo preguntas por sí o no. No hagan más de una pregunta a la vez y nunca se burlen del espíritu, a menos que tu realmente quieras un fantasma furioso rondando tu casa para siempre. Por alguna razón, los espíritus suelen ser muy sensibles y toman las bromas muy mal, así que guarda tus tomaduras de pelo lúdicas para los vivos.

  4. Si la sesión de espiritismo funciona bien (los participantes no están desmayados, o la cabeza del médium no gira en 360º y el fantasma parece feliz de hablar), el médium puede invitar al fantasma a su cuerpo para responder las preguntas más plenamente.

  5. Si, por alguna razón, las cosas se ponen fuera de control y el líder parece que no puede manejarlo (busca movimientos espásticos, tu no tienes que esperar hasta que la porquería verde comience a salir por la boca del médium para decidir que lo puedes manejar), tengan a un bateador emergente. Ordenen al participante a decirle rápidamente al espíritu que se vaya en paz y luego rompan el círculo de manos, apaguen las velas y enciendan las luces.

Final

  1. Después de que hayas terminado con todo tu interrogatorio, finalicen la sesión de espiritismo dando las gracias al espíritu por su tiempo y diciéndole que se vaya en paz. Si no agradecen al espíritu, puede sentirse molesto por su falta de modales y negarse a volver cuando se le trate de llamar de nuevo en el futuro. Peor aún, puede decirle a todos sus amigos acerca de tu educación lamentable y ningún fantasma querrá visitarte. Y si no le dices al espíritu que se vaya, podría ver eso como una invitación a quedarse un rato, momento en el que nos gustaría recomendarte que te mudes, así que asegúrate de decir "adiós". A continuación, rompan el círculo, apaguen las velas y enciendan las luces. Mire alrededor de la mesa y asegúrate de que todos los participantes estén plenamente conscientes.

  2. Registra los eventos de la sesión de espiritismo inmediatamente (en el papel si es que ya no lo estaban grabando). Haz que cada participante escriba su punto de vista. Si planeas la celebración de sesiones de espiritismo con regularidad, un registro de esta actividad te ayudará a recordar todos los pequeños detalles de lo que ocurrió durante cada reunión. Te sorprenderás de cómo la experiencia de ensueño parecerá después de haber tenido una noche de descanso reparador y despertarás con el sol brillando en tu cara. El historial servirá como prueba no sólo de que te las arreglaste para hablar con un fantasma, sino que otras varias personas estaban allí para presenciarlo.

Vuelva a evaluar la situación si la sesión no funciona de inmediato

Si resulta que haz seguido todos estos pasos, pero no te fue posible conseguir que un fantasma te visite, tal vez sea porque alguien en tu grupo de sesión de espiritismo en realidad no cree en fantasmas, en el fondo. A medida que la meditación y el canto estaban ocurriendo, él estaba consciente pensando, "¡guau!, esto es espeluznante", pero inconscientemente, él pensaba: "Sí, claro". Puedes resolver el problema mediante una luz brillante en el rostro de cada persona e interrogándolos sin piedad, o simplemente puedes intentar la celebración de este rito con combinaciones diferentes de personas para eliminar a los pseudo-creyentes.

Otras explicaciones de que por qué tu sesión de espiritismo ha fracasado miserablemente puede ser que tu grupo fuera demasiado impaciente para obtener una respuesta, o tal vez simplemente no estaba en las cartas. Todo es posible en este negocio incierto. Pero la gente ha encontrado que el llevar a cabo esta actividad es algo que se hace más fácil con la práctica, por lo que dale otra oportunidad o dos antes de renunciar a la idea y convertirte en normal.

Y eso es más de lo que necesitas saber acerca de convocar a los muertos. Buena suerte con tu sesión de espiritismo y recuerda. . . no vayas hacia la luz.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles