Cómo lograr acero inoxidable negro para hojas de cuchillos

Escrito por kelvin hayes | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lograr acero inoxidable negro para hojas de cuchillos
Cubre el acero inoxidable con una capa negra. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La pintura cerámica negra es un método duradero para cubrir la hoja de un cuchillo de acero inoxidable. Esta capa, de 1 a 1,5 mm de espesor, no incrementa el filo o la durabilidad de la hoja, pero aporta un efecto estético único que también puede resultar útil en aplicaciones como la caza, en donde ésta puede servir como camuflaje. La cobertura se usa para proteger armas de fuego y cuchillos de elementos corrosivos, solventes o ambientes abrasivos, en donde la corrosión o la distorsión de la superficie se debe evitar a toda costa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Horno (opcional)
  • Rocío desgrasante
  • Abrasivo de chorro de arena
  • Abrasivo de óxido de aluminio (malla 100 a 120)
  • Guantes de látex
  • Pintura para metal cobertora Black Velvet
  • Embudo con filtro
  • Taza de plástico
  • Pistola para pintar HVLP con punta de 0,8 mm
  • Abrazadera
  • Aire comprimido

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita el mango del cuchillo y calienta la hoja a unos 600°F (315°C). Esto asegura que todos los aceites y contaminantes sean removidos del metal. Si no puedes quitar el mango sin dañar permanentemente el cuchillo, usa un desengrasante químico para limpiar la superficie de contaminantes.

  2. 2

    Rocía la hoja con un chorro de partículas abrasivas de óxido de aluminio para quitar cualquier rastro de óxidos y promover la máxima adhesión de la cobertura negra.

  3. 3

    Colócate guantes de látex antes de manipular la hoja tratada para evitar contaminarla.

  4. 4

    Agita la botella de Black Velvet hasta que no haya más sólidos en el fondo. Vierte el líquido a través de un embudo con filtro en una taza de plástico, para remover todas las partículas indeseadas antes de aplicar la pintura. Vierte el líquido de la taza de plástico en el tanque de la pistola para pintar.

  5. 5

    Cuelga la hoja del extremo del mango, usando una abrazadera. Rocía la hoja con aire comprimido para quitar todo el polvo generado durante el proceso de abrasión.

  6. 6

    Rocía una capa de Black Velvet sobre toda la superficie de la hoja en un movimiento enérgico de barrido, asegurando no rociar líquido por demás al punto que este gotee o corra. Permite que la hoja se seque al aire por 35 minutos, luego puedes tocar suavemente la superficie para volver a instalar el mango (si lo quitaste en el paso 1). La hoja se cura por completo luego de cinco días, y luego puedes usar el cuchillo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles