Cómo lograr una afeitada al ras en tu rostro

Escrito por errin reaume | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lograr una afeitada al ras en tu rostro
(Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Los hombres solían visitar las barberías semanalmente para lograr una afeitada suave. Hoy en día, los hombres tienen poco tiempo para el acicalamiento, si embargo, invertir tu tiempo en una forma adecuada de afeitarte puede resultar en una piel más suave y en tener que hacerlo con menos frecuencia. En lugar de tomar otra tarea como una más de la lista de cosas pendientes, piensa en el hecho de afeitarte como parte de un ritual relajante. Tómate tu tiempo en la ducha o antes de ir al trabajo para ti y logra una afeitada cómoda y al ras a diario.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una toallita de aseo
  • Una brocha de afeitar
  • Una crema de afeitar
  • Una maquinilla y hoja de afeitar nuevas
  • Un antiséptico
  • Un humectante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Moja una toallita de aseo con agua caliente. Colócatela sobre el rostro y recuéstate. Relájate por un minuto hasta que la toallita se enfríe. El calor te ayudará a abrir los poros y a aflojar los folículos pilosos. Siéntate en la ducha caliente, con vapor para lograr un efecto similar.

  2. 2

    Aplica dos medidas de crema de afeitar en las mejillas y en la barbilla. Masajéalas con una brocha de afeitar en un movimiento ascendente circular durante uno a tres minutos. La brocha suaviza y afloja el vello así como exfolia y adormece la piel, preparándola para la hojilla.

  3. 3

    Enjuaga la hoja de afeitar bajo agua calienta. Aféitate siguiendo el sentido del crecimiento del vello, comenzado por los lados, luego bajo la nariz y finalmente el la barbilla. Limpia la hoja bajo agua caliente luego de dos o tres pasadas.

  4. 4

    Vuelve a aplicar una pequeña cantidad de crema de afeitar y masajea nuevamente con la brocha durante un minuto. Aféitate nuevamente, esta vez moviendo la hoja de lado para lograr una afeitada al ras. Enjuaga bien la maquinilla y sacúdela para eliminar el exceso de agua.

  5. 5

    Enjuaga tu rostro con agua fría y sécalo dando pequeños toquecitos con una toalla. Aplica un antiséptico y un humectante que sea adecuado para tu tipo de piel.

Consejos y advertencias

  • Cambia las hojas de la maquinilla casa tres o cada 10 afeitadas, dependiendo del grosor de tu vello facial.
  • Usa un antiséptico con una base sin alcohol si deseas evitar el ardor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles