Cómo lograr la apariencia de las nubes con acrílicos sobre lienzo

Escrito por janice tingum | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lograr la apariencia de las nubes con acrílicos sobre lienzo
Practica pintar los contornos suaves de una nube. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

El ambiente de una pintura de paisaje puede reforzarse pintando nubes en el cielo. Éstas pueden ser onduladas o escasas. Si el sol se está poniendo, pueden ser de color rosado y anaranjado y, para una escena tormentosa, puedes pintar nubes oscuras. Cuando pintes nubes, haz los contornos suaves y transparentes y las partes inferiores más oscuras que las superiores, para representar las sombras. Practica pintando nubes de distintos tipos y tamaños.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un lienzo enmarcado
  • Yeso acrílico blanco
  • Pintura acrílica azul
  • Pintura acrílica roja
  • Un pincel de espuma
  • Un pincel de cerdas blandas y cortas
  • Agua
  • Un recipiente de agua
  • Un atomizador de agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra un lienzo enmarcado para pintar un cielo con nubes. Embebe un pincel de esponja y utilízalo para aplicar una capa suave de yeso acrílico blanco sobre el lienzo. Cubre el recipiente de yeso rápidamente y limpia el pincel con agua. Deja que el lienzo se seque durante la noche.

  2. 2

    Estruja una cuarta parte del frasco de pintura acrílica azul en un plato de plástico descartable. Extrae una cucharadita de yeso de acrílico blanco y colócala en el plato de plástico, separada de la pintura azul. El yeso funcionará como pintura blanca. Rocía con agua la pintura azul y el yeso. Mezcla cada uno con un pincel, limpiándolo antes de mezclar cada color.

  3. 3

    Humedece el pincel de espuma y embébelo en pintura azul. Aplica la pinturas desde la parte superior hacia abajo del lienzo con pinceladas amplias horizontales. Carga el pincel con más pintura azul, según sea necesario, y añádele gradualmente un poco de yeso blanco para que se vaya iluminando a medida que alcanzas la parte inferior del lienzo. Para evitar sobrantes de yeso y pintura, rocíalos con agua y cúbrelos con otro plato de plástico. Deja que el lienzo se seque por completo.

  4. 4

    Rocía el yeso sobrante con agua si aún permanece blando. También puedes agregar más yeso al plato y rociarlo con agua. Abre un frasco de pintura acrílica roja y coloca una pequeña cantidad en el plato. Rocíala con agua. En el lienzo azul, ubica el área que será el centro de tu nube.

  5. 5

    Humedece un pincel de cerdas blandas y cortas y sumérgelo en el yeso blanco. Sosteniendo el pincel en forma perpendicular al lienzo, coloca el yeso blanco en el centro de la zona de la nube. Manteniendo el pincel en este ángulo, aplica cuidadosamente el yeso en un movimiento circular con el que vayas expandiendo el tamaño de la nube. Deja que el yeso quede más grueso en el centro de la nube, y que se vaya afinando hacia los bordes. Continúa aplicando con pequeños toques y restregando el yeso en el lienzo para crear más nubes. Agrega reflejos a la nube con aplicaciones de yeso más gruesas.

  6. 6

    Mezcla un poco de pintura roja con yeso blanco en el plato para crear un color rosa suave. Embebe el pincel de cerdas blandas en esta pintura y aplícalo suavemente en la parte inferior de las nubes. Si los bordes de las mismas parecen demasiado filosos, utiliza una servilleta de papel para remover la pintura del lienzo y generar bordes suaves y transparentes. Deja que la pintura se seque por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles