Cómo lograr que el pan tenga una corteza crujiente

Escrito por deborah walker | Traducido por yarzeth ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lograr que el pan tenga una corteza crujiente
Para hacer pan con corteza crujiente se utiliza el vapor y las temperaturas altas. (Media Bank/Photos.com/Getty Images)

El secreto para que el pan artesanal tenga una corteza crujiente es una combinación de vapor y un horno muy caliente. Puedes hacer que cualquier pan tenga este tipo de corteza si haces unos cortes diagonales en la superficie de la masa, si lo horneas a temperaturas altas y si rocías periódicamente agua fría dentro del horno durante los primeros 15 minutos de horneado. El pan perderá la humedad y esta se convertirá en vapor al salir del pan. El vapor dentro del horno "mágicamente" hace que la corteza del pan sea tan crujiente como tú ansías.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Masa para pan preparada, fresca o descongelada
  • Olla para hervir u otra olla poco profunda
  • Dos tazas de agua hirviendo
  • Un rociador con agua fría
  • Un poco de harina de maíz
  • Molde o piedra poco profunda para hornear
  • Cuchillo de cocina dentado y resistente
  • Termómetro para comida
  • Papel aluminio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara tu masa para pan según tu receta favorita o descongela la masa para pan congelada prefabricada.

  2. 2

    Precalienta tu horno a 450 °F (232 °C).

  3. 3

    Hierve dos tazas de agua. Llena un rociador con agua fría.

  4. 4

    Coloca la olla para hervir, sin la parrilla, en la rejilla más baja de tu horno. Pon el agua hirviendo en esta olla. Cierra rápidamente la puerta del horno. Abre ligeramente la puerta del horno y rocía de agua las paredes del horno con el rociador. Haz esto rápido para que no se salga el vapor.

  5. 5

    Esparce algo de harina de maíz en el molde para hornear no aislado. Coloca tu masa en el molde para hornear.

  6. 6

    Utiliza el cuchillo para hacer cortes diagonales de 1/4 de pulgada (0,63 cm) en la parte superior de la masa. Estas marcas actuarán como respiraderos, sacan la humedad del pan mientras este se hornea.

  7. 7

    Baja la temperatura del horno a 400 °F (204 °C). Coloca dentro del horno el molde con la masa para pan. Hazlo rápido para que no salga el vapor. Ajusta el temporizador para 40 minutos.

  8. 8

    Espera un minuto o dos y luego rocía más agua fría sobre las paredes del horno. Esto creará más humedad. Repite este proceso dos o más veces durante los primeros 15 minutos de horneado.

  9. 9

    Revisa el pan después de 30 minutos de horneado. En este momento la corteza debe de ser de color marrón dorado. Cúbrelo con papel aluminio si se está dorando más rápido de lo que querías.

  10. 10

    Sácalo del horno cuando la temperatura interna del horno sea de 210 °F (98 °C) y el pan tenga una corteza dorada oscura. Déjalo enfriar antes de comerlo.

Consejos y advertencias

  • Si lo deseas, puedes utilizar una piedra para hornear en lugar de un molde. La piedra se debe calentar 20 minutos antes de colocar la masa en ella.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles