Cómo lubricar una cinta de correr

Escrito por contributing writer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Una cinta de correr contiene partes que se mueven y la cinta sobre la que caminas no es una excepción. Después de algún tiempo, una cinta de correr comenzará a envejecer y a oxidarse. Para mantenerla en su estado original tanto como sea posible, especialmente si la utilizas mucho, necesitas lubricar las piezas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lubricante para cinta de correr
  • Un destornillador
  • Un trapo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desenchufa tu cinta de correr. No querrás que haya nada líquido o en forma semilíquida en la cinta de correr cuando la conectes porque esto podría causar una descarga eléctrica. Tampoco querrás que la cinta comience a funcionar de forma espontánea cuando tus manos estén en los alrededores de las piezas movibles.

  2. 2

    Accede a la correa de transmisión, al traccionador de la correa de transmisión y a la correa de paso. Haz esto quitando con un destornillador el panel trasero o de la parte inferior para llegar a estas piezas. Ambas correas deben ser bastante gruesas y de color oscuro.

  3. 3

    Revisa las correas y el traccionador de correa. Si hay cualquier desgaste notable que piensas que podría dañar la cinta de correr en un futuro cercano, entonces debes sustituir la correa y el traccionador. Asegúrate de buscar cualquier desgarradura, rasgones e inconvenientes en la correa y cualquier señal de que el traccionador comienza a doblarse o a salirse de su sitio. Esto puede hacer que haya un problema en un futuro cercano, así que sustituye las piezas dañadas.

  4. 4

    Lubrica la correa de transmisión y la de paso aplicando una pequeña cantidad de lubricante directamente sobre las correas. Utiliza sólo lo suficiente como para esparcirlo a través de alrededor seis pulgadas de las correas. Aplica el lubricante frontando con un trapo. Pero no lo introduzcas completamente en la correa porque esto secará el lubricante y frustrará el propósito.

  5. 5

    Coloca de nuevo con un destornillador el panel trasero o inferior encima de la cinta de correr.

  6. 6

    Vuelve a enchufar la cinta de correr y hazla andar durante un minuto en el ajuste más bajo. El movimiento del camino que estás haciendo debe mover todas las piezas y hacer que se lubriquen. El traccionador de la correa de transmisión ayudará a dispersar el lubricante uniformemente por todas las correas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles