Cómo hacer una maceta con azulejos

Escrito por ehow contributor | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una maceta con azulejos
Convierte una maceta común en una colorida vasija decorada con mosaico. (mosaic image by Stanisa Martinovic from Fotolia.com)

Convierte una maceta común en una colorida vasija decorada con mosaico. Busca algunos azulejos discontinuos en una tienda de descuentos o compra platos viejos en una feria americana. Puedes probar con diferentes colores y texturas para lograr un aspecto único en su especie.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Azulejos, platos, cuentas, canicas, etc.
  • Adhesivo para azulejos
  • Lechada
  • Sellador para lechada
  • Una maceta de terracota
  • Un martillo
  • Papel de diario
  • Pinceles

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra o elige una maceta de terracota. Las más grandes son más fáciles de cubrir con azulejos que las más pequeñas.

  2. 2

    Coloca el azulejo o el plato entre dos capas de papel de diario. Con un martillo, quiébralo en la cantidad de trozos que quieras.

  3. 3

    Coloca pegamento apto para azulejos en la parte trasera de los trozos y presiónalos sobre la maceta de terracota. Repite este paso hasta que queden bien adheridos. Deja reposar la maceta durante 24 horas. Algunos artículos comunes para mosaico incluyen: azulejos rotos, platos rotos, alhajas, cuentas, frijoles, canicas, rocas lisas y rodajas de corcho.

  4. 4

    Mezcla la lechada siguiendo las instrucciones impresas en el envase. Aplícala en los espacios entre cada trozo de mosaico. Déjalo asentar durante diez minutos. Retira la mezcla excedente sobre las piezas frotándolas con un papel de diario.

  5. 5

    Elimina la lechada que persista sobre los trozos de mosaico con una esponja húmeda. Límpialos con suavidad para que no se corran de lugar o se despeguen.

  6. 6

    Deja secar la lechada durante la noche.

  7. 7

    Aplica el sellador transparente con un pincel y déjalo secar durante varias horas. Ahora la maceta está lista para ser rellenada de tierra y plantas o para otros usos creativos.

Consejos y advertencias

  • Los azulejos y los platos rotos pueden tener bordes filosos. Elige trozos que no tengas bordes o puntas cortantes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles