Made in America: ¿un grito de guerra o una decoración casera de moda?

Escrito por mary welch | Traducido por gloria soto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Comprar artículos hechos en Estados Unidos podría proporcionarte excelentes productos y salvar puestos de trabajo

Made in America: ¿un grito de guerra o una decoración casera de moda?
Expositores "Made in America" en Americasmart, una colección que parece significar más para los minoristas y los consumidores en la actualidad. (Photo courtesy of Americasmart)

Cuando los compradores nos llaman, una de las primeras preguntas que hacen es si nuestro producto está hecho en Estados Unidos. Estamos recibiendo una respuesta abrumadora porque la gente quiere mantener los puestos de trabajo aquí.

— Diane Sparrow, Milkhouse Candle Creamery

Made in America (Hecho en Estados Unidos) es más que un eslogan. Para algunos, indica el deseo de los consumidores y minoristas de comprar decoración para el hogar provenientes de este país. "La gente quiere comprar productos estadounidenses", dice Jo Ann Miller-Marshall, vicepresidente ejecutiva de ferias para AmericasMart en Atlanta. "Nuestros expositores están haciendo hincapié en sus productos o líneas Made in America en sus salas de exposición, algo que no hicieron hace unos años. No importaba mucho a los minoristas o a los consumidores. Pero ahora sí. "La gente siente que cuando compra productos estadounidenses va a crear puestos de trabajo o a ayudar a mantener esos puestos en este país. Siente que está haciendo su parte para la economía y por otros estadounidenses comprando productos de esta procedencia. Es importante para ella".

Tendencia minorista

Hay relativamente pocos problemas sobre los cuales la mayoría de los estadounidenses están de acuerdo, pero el problema de la falta de empleo bien puede ser uno de ellos; esto es lo que prueba el movimiento "Made in America". Las posibilidades de creación de empleo por sí solas estimulan a algunas personas. El Instituto de Política Económica, con base en Washington, DC, un grupo de reflexión independiente, estimó que entre 2001 y 2010 se perdieron más de 2,8 millones de empleos estadounidenses; la mayoría fue a China. La lógica indica que si más personas compran productos fabricados en Estados Unidos , más estadounidenses tendrían que trabajar para abastecer la demanda.

Los consumidores parecen estar respondiendo. Según una encuesta de 2011 realizada por Schneider Associates de Boston y Sentient Decision Science de Portsmouth , New Hampshire , el 60% de los consumidores encuestados (frente al 48% cuatro años antes) dijeron que sus decisiones de compra estaban influenciadas por la procedencia estadounidense del artículo.

Por su evento en enero de 2012, AmericasMart , uno de los principales comerciantes mayoristas de regalos y muebles para el hogar, se dio cuenta. Ofreció una categoría mayorista "Made in America", con más de 75 proveedores participantes exhibiendo una gran variedad de productos, muchos de los cuales fueron fabricados a partir de materiales reciclados o desechados.

"La respuesta ha sido abrumadora", asegura Miller-Marshall. "Lo hicimos porque nuestros vendedores decían que necesitaban productos estadounidenses. También seguimos escuchando que las empresas estadounidenses, muchas de las cuales son pequeñas empresas o tiendas familiares, necesitaban una forma concisa y rentable para llegar a los compradores".

Entre los expositores estuvo EcoSeaTile LLC de Mount Desert , Maine. La compañía hace vibrantes azulejos ecológicos , tapones de vino y marcos de fotos con conchas, incluyendo las de langostas, mejillones, almejas, vieiras y ostras .

"Impulsamos mucho el tema Made in America", asegura Ronald Holliday de EcoSeaTile. "Y la gente está respondiendo. Es importante. No es una moda pasajera".

One Eighty Design hace floreros, adornos de pared y tazones de aspecto industrial. La propietaria y diseñadora Tammy Roy recorre desguaces industriales y vertederos buscando acero dañado y piezas de metal desechadas y luego las suelda .

"Somos una pequeña operación", dice Candy Viegut , directora de la oficina de la empresa de Stratford, Wisconsin. "Pero nuestra primera orden fue de Suiza. Sí, estamos orgullosos de que nuestros productos sean Made in America. Ayuda".

Diane Sparrow, directora creativa de Osage, Milkhouse Candle Creamery, con sede en Iowa, comenta que ha notado un cambio en la actitud de los compradores respecto a los productos fabricados en Estados Unidos.

"Cuando los compradores nos llaman , una de las primeras preguntas que hacen es si nuestro producto está hecho en Estados Unidos", asegura Sparrow. "Ese no era el caso hace seis meses. Estamos recibiendo una respuesta abrumadora porque la gente quiere mantener los puestos de trabajo aquí".

Devolviéndolo a casa

"Yo soy una creadora de empleo", afirma Rebecca Wood de su taller de cerámica R. Wood Studio, Athens, Georgia, donde 11 artesanos crean y pintan a mano vajillas coloridas, copas, tazas y piezas únicas hechas de arcilla roja.

"Cuando compras un producto hecho en este país, obtienes un gran producto, te sientes más cómodo", dice. "Sabes que los materiales son seguros. Sabes que las pinturas que utilizamos no contienen plomo u otras toxinas. Tienes un mayor nivel de confianza en lo que estás comprando".

Otra parte del señuelo Made in America es que muchos de los productos tienen una historia. Por ejemplo, Walpole, Lazy Hill Farm Designs con sede en Massachusetts, vende pajareras hechas de vinilo sólido celular, así como postes de faroles, buzones de correo hechos a mano, macetas y jardineras.

"A la gente le gusta escuchar nuestra historia, y realmente le gusta la parte en la que tomamos empleos de China y los traemos de vuelta a este país", comenta la gerente general Kate Sandvos.

La empresa fue propiedad de una anciana de Carolina del Norte que hacía las pajareras. Pero más tarde tuvo que hacerlas en China. Cuando Lazy Hill Farm Designs compró la compañía, inmediatamente comenzó a planear formas de traer de vuelta los puestos de trabajo.

"Realmente, cuando lo analizas, al tratar con un país como China, tienes que colocar grandes pedidos por adelantado y así también pagar por adelantado", explica Sandvos. "Entonces tienes abogados y todas las molestias de envío. Claro, por pieza puede ser más barato, pero cuando se toma en cuenta todo lo demás, es menos costoso y menos molesto producir en Estados Unidos".

Llevó un par de años a la compañía llegar a soltarse un poco, pero desde 2012, los productos son fabricados en Maine. Durante la temporada alta, la compañía emplea a 200 personas.

"Los minoristas que promueven productos hechos en Estados Unidos y los compradores que los solicitan, hacen la diferencia entre una pequeña empresa que va a la quiebra o que va al siguiente nivel de éxito", asegura Miller. "Que un producto sea Made in America realmente hace una diferencia en las vidas de los estadounidenses".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles