Cómo magnetizar el metal

Escrito por kendra dahlstrom | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo magnetizar el metal
Imanes. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Un imán es una anomalía científica fantástica. La atracción magnética es provocada por las partículas atómicas positivas y negativas en un objeto para alinearse juntas. Cuando las partículas permanecen en el lado que les corresponde, están polarizadas. Esto provoca una atracción porque lo negativo atrae lo positivo. Los imanes no sólo son divertidos para jugar, sino que también son prácticos. De hecho, muchos destornilladores y herramientas están magnetizadas para ayudar a recoger los tornillos y los clavos en lugares de difícil acceso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un imán
  • Clavos de metal
  • Una batería de 9 voltios
  • Alambre de cobre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Restriega el metal que quieres magnetizar en una dirección sobre el imán. Esta es la forma más rápida de hacerlo, ya que provoca que el metal no magnetizado se polarice y se convierta en un imán. La atracción y la fuerza, sin embargo, no son muy fuertes y disminuyen con el tiempo.

  2. 2

    Sujeta dos piezas de alambre de cobre para conseguir un imán más fuerte y permanente. Este es el electroimán, y tan pronto como lo conectes a una fuente de energía, la fuerza nunca disminuirá.

  3. 3

    Envuelve el alambre de cobre alrededor del clavo de metal. Procura envolverlo con fuerza empezando en la cabeza y dando vueltas hasta llegar al otro extremo. Deberías tener suficiente alambre para que te queden al menos un par de pies (60 cm) sobrantes después de envolver el clavo.

  4. 4

    Coloca una batería de 9 voltios y envuelve el extremo libre de cada alambre alrededor de los terminales de la batería. Cada alambre debería colocarse en uno de ellos. Los terminales son los círculos metálicos pequeños que sobresalen del extremo de la batería.

  5. 5

    Usa tu clavo para recoger metal, y tendrás un electroimán. Una vez que los alambres estén alrededor de los terminales de la batería, el electroimán debería funcionar. Ahora puedes usarlo para recoger objetos, o incluso frotarlo contra otros metales para magnetizarlos.

Consejos y advertencias

  • Si tienes problemas con tu electroimán, prueba apretando más el rollo de cobre alrededor del clavo o cambiando el clavo por completo. A veces un clavo demasiado oxidado dificulta la fuerza electromagnética.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles