Sobre los mamuts lanudos

Escrito por giselle mazur | Traducido por natalia orduz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sobre los mamuts lanudos
El mamut lanudo es un mamífero ahora extinto, pero muy abundante durante el Pleistoceno. (Image by Mauricio Anton)

El mamut lanudo, también llamado mamut de la tundra, es una criatura extinta parecida al elefante que deambuló por la Tierra durante el Pleistoceno desde hace 1,6 millones de años hasta hace cerca de 10.000 años. El nombre científico del mamut lanudo es Mammuthus primigenius. Este mamífero gigante tenía colmillos que podían alcanzar 16 pies (4,88 m) de largo, y anduvo por el hemisferio norte de la Tierra, dejando restos congelados que serían descubiertos en Norte América, África, el norte de Eurasia y predominantemente en Siberia.

Otras personas están leyendo

Características

El mamut lanudo tenía un tamaño promedio cercano al elefante asiático moderno, mientras se sabe que el mamut más grande, el mamut imperial de California, alcanzaba los 13 pies (3,96 m) hasta el hombro. La mayoría de los mamuts pesaban entre seis y ocho toneladas, pero los fósiles de mamuts enanos más pequeños se han descubierto en Siberia, las islas del Mediterráneo y las islas en canal de California. Los mamuts lanudos tenían un pelaje grueso de hasta un metro de largo para protegerlos del frío severo.

Evolución

Se cree que los mamuts lanudos llegaron de África hace más de 4,8 millones de años. Aunque se originaron en África, los mamuts son genéticamente cercanos a los elefantes asiáticos, que se diferenciaron de los elefantes africanos hace cerca de 7 millones de años. El mamut migró al norte adentrándose a Eurasia y al este, entrando a Norte América por el Estrecho de Bering. A medida que se estableció la siguiente glaciación, los mamuts se adaptaron con pelaje grueso y una capa de grasa para el aislamiento. El mamut lanudo llegó a su forma final hace 300.000 años.

Extinción

Se cree que los mamuts se extinguieron al final de la última glaciación. El aumento de las temperaturas condujo a una disminución en los suministros de comida. El mamut también se volvió una fuente de alimento para los humanos, quienes habían descubierto métodos de caza más avanzados. Las temperaturas en aumento también restringieron el hábitat de los mamuts, a medida que los glaciares retrocedieron. También hay evidencia de que los mamuts sufrieron enfermedades infecciosas. Todas estas teorías pudieron haber contribuido a la desaparición del mamut.

Descubrimiento

Los primeros restos de mamut lanudo en ser estudiados fueron dientes y colmillos encontrados por científicos británicos en Siberia en 1728. En 1796, un científico francés llamado Georges Cuvier estableció que los restos no eran de un elefante, sino que de hecho se trataban de una nueva especie que estaba extinta. Durante este tiempo, restos de mamuts lanudos también fueron descubiertos en Norte América. Mientras que restos congelados de mamuts han sido descubiertos durante años, el primer espécimen completo fue descubierto por un cazador en Siberia en 1799. El cazador descongeló el cadáver del mamut, lo que le tomó varios años, para poder extraer el marfil de los enormes colmillos del mamut. El cazador dejó que el cadáver se descompusiera hasta que los restos del espécimen fueron rescatados por Mikhail Adams, un científico escocés que le entregó el mamut al Museo Zoológico del Instituto de Zoología de la Academia Rusa de Ciencias en San Petersburgo, donde aún se encuentra en exhibición.

Sobre los mamuts lanudos
En 1728 se estudiaron los primeros restos de mamut lanudo, y el 1796 Cuvier estableció que no eran de elefante, sino de una especie extinta.

Los restos

Muchos mamuts se han descubierto en forma congelada y no fosilizada en las zonas norte de Siberia. Ésto es usualmente un raro suceso que ocurre cuando un espécimen es enterrado rápidamente bajo semi-sólidos tales como cieno, barro y agua cubierta de hielo, que luego se congelan rápidamente para atrapar al espécimen ileso. Dado que los mamuts vivieron en el ambiente de tundra glaciar, pudieron haber estado en mayor riesgo de ser enterrados durante avalanchas, al caer en ríos congelados, quedar atrapados en pantanos o morir por la exposición, todas de las cuales pudieron proveer las condiciones apropiadas para congelar al animal. De los 39 cuerpos congelados encontrados hasta ahora, cuatro han sido de especímenes completamente intactos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles