Cómo hacer un mandala con arena en tu casa

Escrito por brian kadigan | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un mandala con arena en tu casa
Un mandala es una imagen budista que representa al cosmos. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Un mandala de arena es una forma de arte del budismo tibetano en el cual una imagen sagrada, llamada mandala, es dibujada y coloreada con cuidado utilizando arena sobre una mesa. Un mandala es un diseño complejo y simétrico, generalmente con la forma de un cuadrado dentro de un círculo, que simboliza al cosmos. En la tradición del budismo tibetano, los mandalas son utilizados para concentrarse durante la meditación. La creación de los mandala de arena es un proceso complejo acompañado de varios rituales. Tradicionalmente, los mandalas de arena son destruidos poco tiempo después de que se los termina, barriéndolos; esto simboliza lo efímero de la vida y lo inútil de apegarse a las cosas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una superficie grande y plana
  • Un afiche o mesada pesada, limpia y blanca
  • Una lápiz
  • Una goma
  • Una regla
  • Un transportador
  • Un compás
  • Una tijera
  • Una pajilla plástica
  • Una máscara facial de algodón
  • Arena de colores
  • Un cepillo o escoba de mano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Encuentra o crea un diseño a reproducir. Los sitios web y libros de arte contienen ejemplo de mandalas tibetanos.

  2. 2

    Dibuja el diseño con cuidado sobre la mesada.

  3. 3

    Coloca la mesada sobre una gran superficie estable.

  4. 4

    Corta un lado de una pajilla plástica, a una pulgada (2,5 cm) aproximadamente del extremo para formar una cuchara para la arena.

    Crear tu propia imagen en arena

  1. 1

    Coloca la máscara facial de algodón para asegurarte de que tu área esté libre de exceso de brizas. Esto ayudará a evitar que la arena se mueva por el viento de tu aliento.

  2. 2

    Levanta la arena del color que deseas utilizar para el fondo con la pajilla.

  3. 3

    Coloca la arena donde deseas que vaya ese color, golpeando suavemente un lado de la pajilla para que la arena caiga sobre la mesada.

  4. 4

    Continúa realizando el diseño, un color a la vez. Es mejor completar desde el centro del mandala hacia afuera.

  5. 5

    Continúa hasta que los elementos del mandala estén completos.

    Creación y destrucción

  1. 1

    Expón o fotografía el mandala finalizado, si lo deseas. Con cuidado, puedes preservar el trabajo por varios días.

  2. 2

    Comienza la remoción del mandala cuando estés listo. Siguiendo la tradición, destruye las deidades y símbolos pellizcando la arena sin un orden en particular. Luego, dibuja líneas desde las cuatro direcciones en el centro con tus dedos.

  3. 3

    Barre la arena hasta un contenedor con el cepillo o con tu escoba de mano. Continúa hasta que la superficie esté limpia.

  4. 4

    Regresa la arena a la naturaleza. Tradicionalmente, la arena es vertida en un arroyo o río. Los materiales jamás se utilizan una segunda vez.

Consejos y advertencias

  • Notarás que, con cuidado, puedes colocar distintas capas de arena, una sobre otra, para crear efectos hermosos. Puede que te tome un poco de experimentación aprender cuánta arena colocar en cada capa.
  • Ten paciencia. Este tipo de arte requiere de tiempo y concentración.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles