Cómo manejar cuñadas difíciles

Escrito por kelli peacock dunn | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo manejar cuñadas difíciles
Escoge tu respuesta sabiamente cuando trates con un a cuñada difícil. (Ryan McVay/Lifesize/Getty Images)

Cuando te casas, podrías no haberte dado cuenta que también te has casado con el resto de su familia. Si tu esposa tiene hermanas, estas mujeres estaban en su vida mucho antes que tu. Al igual que tu, ellas la aman, pero podrían no mostrar ese mismo amor y respeto cuando se trata de su esposo. Si intentas manejar cuñadas difíciles, no permitas comportamientos negativos que influencien tu respuesta. Pídele a tu esposa que te apoye y trabajen juntos para hacer que lo mejor de esta relación se extienda a los miembros de la familia.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Controla tu reacción. Decide por adelantado cómo manejarás a tu cuñada cuando se comporte de manera inapropiada contigo. Apégate a un plan. No puedes dictaminar el comportamiento de tus culadas, pero puedes controlar tu respuesta. Si necesitas irte de la habitación, hazlo. Si se te pide una respuesta verbal, mantén tu temperamento bajo control, habla de manera calmada y escoge tus palabras cuidadosamente.

  2. 2

    Establece límites. Habla con tu esposa sobre el problema con tu cuñada y acuerda los límites. Por ejemplo, si una cuñada insiste en darle una cantidad ilimitada de dulces a tu hijo, a pesar de tus sentimientos al respecto, dile de manera clara, tranquila, pero severa que tienes una razón para esta decisión y que esperas que sea respetada por toda la familia.

  3. 3

    Pídele a tu esposa que interceda. Pon a tu matrimonio primero y pídele a tu esposa que haga lo mismo apoyándote cuando vengan los problemas con tus cuñadas. No le pidas que elija entre tu y los otros miembros de la familia, pero si que respete los votos del matrimonio y tu apoyo.

  4. 4

    Habla cara a cara. Pídeles a tus cuñadas individualmente, no como grupo, que te acompañen a almorzar y a conversar. Compórtate de manera educada y amable, tratando a cada una como quisieras que te traten a ti. Explícales que todos aman a tu esposa y que quieres seguir unido a la familia. Está de acuerdo en estar en desacuerdo con algunos temas, pero siempre manténte civilizado y respetuoso con respecto a los demás.

  5. 5

    Estableces los límites. Ponte de acuerdo con tu esposa sobre los límites de tiempo si tus cuñadas están constantemente en tu casa o si están en lugares sociales juntos. No te sientas obligado a pasar cada minuto de cada día de vacaciones con todos los miembros de la familia. Trabaja en un plan para dividir el tiempo entre los familiares. No te niegues a ir a las reuniones con las cuñadas, pero ten un plan de escape en su lugar y ponte de acuerdo con tu esposa por adelantado si sucede algún comportamiento inadecuado.

  6. 6

    Deja que hablen a tus espaldas. No tomes cada incidente negativo con tus cuñadas personalmente. Escoge dejar que las cosas pequeñas se mantengan así, sin importancia y sigue adelante. El resentimiento sólo te herirá a ti y posiblemente a la relación con tu esposa. Si una cuñada se está comportando de manera grosera o inapropiada, sonríe, sal de la situación, habla con otra persona en el lugar y recuerda que no vale la pena perder el control.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles