Cómo manejar la situación de tener que sacrificar a tu mascota

Escrito por ehow contributor | Traducido por martín giovana
Cómo manejar la situación de tener que sacrificar a tu mascota

Decir adiós es una de las cosas más difíciles.

Apple Tree House/Lifesize/Getty Images

Sacrificar a tu mascota puede ser una de las cosas más difíciles que tengas que hacer. Una mascota se vuelve miembro de la familia desde el momento que la traes a tu casa y permanece de esa forma para siempre. Sin embargo, a veces se enferman y finalmente te das cuenta que lo mejor para aliviar su sufrimiento y dolor es sacrificarla. Cuando eso pasa, nada te prepara para lo mal que te sentirás. Pero aquí hay algunos consejos para tratar de aliviar tu tristeza y ayudarte a manejar la situación de tener que sacrificar a tu mascota.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Reconoce que tu mascota está muy vieja y enferma. A veces amamos tanto a nuestras mascotas que nos cegamos a su dolor y queremos que sigan con nosotros. Las mascotas se vuelven parte de la familia y las amas como a tus propios hijos. Esto puede hacer más difícil de ver que sienten demasiado dolor para vivir por más tiempo de esta forma. Tomar la decisión de tener que sacrificar a una mascota no es fácil, pero si puedes dejar de lado cuánto amas a tu mascota y reconocer que está sufriendo, estarás en mejores condiciones para enviarla a un mejor lugar. Si has agotado todas las posibilidades para sanar a tu mascota, trata de recordar que estás ayudándola, no dañándola.

  2. 2

    Prepárate para sacrificar a tu mascota hablando de esto con tu familia y amigos. Muchos dueños de mascotas se preocupan de estar tomando una mala o apresurada decisión al tener que sacrificar a su mascota. Hablar con otras personas te puede ayudar a aliviar la carga de tomar esa decisión y te ayudará a ver claramente lo que es mejor para tu tan querida mascota. Es una buena idea hablar con otros dueños que hayan sacrificado a sus mascotas. Esto te ayudará a tener una buena idea de si estás tomando la mejor decisión para tu mascota.

  3. 3

    Llama a tu veterinario y haz una cita para sacrificar a tu mascota. Lo más probable es que tu veterinario ya te lo haya anticipado. Escoge un momento en que puedas tomarte el día libre del trabajo o no tengas otros planes. Necesitarás este tiempo para llorar a tu mascota y para prepararte para sacrificarla. Arregla las opciones de entierro o cremación con tu veterinario para no estar preocupado por eso el día que tengas que sacrificar a tu mascota.

  4. 4

    Prepara a tu familia para el día que sacrificarás a tu mascota. Prepárate también. Este será uno de los días más tristes de tu vida. Tú y tu familia necesitarán mucho apoyo. Tómate el tiempo para amar a tu mascota ese día y pasar el mayor tiempo posible con ella. No querrás tener ningún remordimiento cuando te despidas de ella. Pide a alguien que te acompañe a la cita con el veterinario ese día. No deberás estar solo cuando lleves a sacrificar a tu mascota.

  5. 5

    Decide si quieres estar en la habitación cuando tu mascota sea sacrificada. Algunos optan por hacerlo. Esto puede hacer las cosas más fáciles para ti o puede hacerlo más difícil. Vas a estar triste y el veterinario y el personal lo entenderán. Puedes tener unos momentos con tu mascota después de que haya sido sacrificada. Es importante que llores a tu mascota en lugar de reprimir tus emociones. Si quieres enterrar a tu mascota en tu casa, la tendrás que llevar por tu cuenta. Esta es otra razón para que haya alguien más contigo, especialmente si tu mascota es un animal grande. Honra a tu mascota poniendo algo suyo en su tumba. Muchos dueños de mascotas, incluso compran una pequeña lápida para su mascota.

  6. 6

    Piensa en los buenos recuerdos que tienes con tu mascota y hónrala como era cuando estaba sana. No pienses en la enfermedad. Ahora está bien y en un lugar mejor. Tu mascota no tiene que soportar más dolor ni sufrimiento. Pon fotos de tu mascota en tu casa si aún no las tienes. Recuérdala con frecuencia para poder llorar por ella correctamente. Perder una mascota es como perder a un miembro de la familia y muchos psicólogos te dirán que necesitas llorar a un animal tanto como llorarías a una persona para que estés mentalmente saludable. Nunca te sientas mal por sacrificar a tu mascota. Haberla dejado sufrir y con dolor habría sido mucho peor, y eres un excelente dueño por haberla puesto en un lugar de paz y tranquilidad.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media