La manera correcta de asegurar un techo metálico de chapas

Escrito por samantha volz | Traducido por mariano abrach
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La manera correcta de asegurar un techo metálico de chapas
El techo de metal proporciona protección decorativa y práctica. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El aspecto elegante y el reflejo brillante de un techo metálico conduce a muchos propietarios en la dirección de las chapas para sus propias casas. El acero es el metal más común utilizado para techar, y un techo metálico correctamente instalado puede durar por décadas. Una vez que tienes el diseño completo y tus piezas cortadas, se trata de asegurar el metal al techo de tu casa. No obstante, si usas el tipo de fijación incorrecto o lo instalas de la manera incorrecta, puedes causar que el metal se oxide o tenga filtraciones, conduciendo a daños en tu casa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Chapas de metal
  • Clavos o tornillos para exterior
  • Martillo o taladro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Extiende tus chapas de metal en el lugar donde pretendes instalarlas. Revisa las chapas para ubicar las ranuras a lo largo de la brida de clavado. En la mayoría de las aplicaciones de techado, esta brida estará oculta debajo de una curva o recodo en el metal de modo que los clavos no serán visibles desde arriba.

  2. 2

    Alinea un clavo para techar de 1 ½ pulgada (3,75 centímetros) galvanizado en caliente con el centro de la primera ranura en la chapa de metal. Puedes usar también tornillos de 1 pulgada (2,5 centímetros) de largo de cabeza wafer. Debes usar sujetadores galvanizados o aquellos diseñados específicamente para uso externo, o de otro modo los sujetadores se oxidarán por la exposición al clima.

  3. 3

    Inserta el clavo o tornillo en su lugar con un martillo o taladro. Insértalo hasta que la cabeza del clavo o tornillo esté tocando apenas la chapa metálica, no hasta que esté firme contra esta. Debería haber 1/16 de pulgada (0,16 centímetros) de espacio entre la cabeza y el metal para permitir desplazamientos, expansión y contracción con los cambios del viento, temperatura y humedad.

  4. 4

    Instala un clavo o tornillo cada 18 a 24 pulgadas (45 o 60 cm) de distancia a lo largo de la chapa de metal, siempre instalándolos en el centro de una ranura para clavos. Continúa hasta que llegues al final de la chapa.

  5. 5

    Ve hasta el principio de la chapa de nuevo, donde la brida de clavado se extiende más allá de la primera ranura de clavado. Pasa un sujetador en la chapa de manera que esté tan ajustado como sea posible. Este único sujetador apretado asegurará el metal en caso de fallas grave de otros sujetadores.

Consejos y advertencias

  • Algunos tipos de techos metálicos de chapas te indicarán que instales los clavos o tornillos directamente a través de las chapas en lugar de adentro de las bridas designadas. Asegúrate de seguir las instrucciones específicas del producto, ya que los diferentes fabricantes tendrán diferentes procedimientos.
  • No intentes instalar ningún tipo de techado a menos que te sientas cómodo trabajando en alturas. Si tienes dudas acerca de tu capacidad para completar este proyecto, contrata a un techador profesional.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles