¿De qué manera el ejercicio aumenta la actividad del sistema nervioso simpático?

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por florencia kushidonchi
¿De qué manera el ejercicio aumenta la actividad del sistema nervioso simpático?

El ejercicio aeróbico disminuye la actividad del sistema nervioso simpático.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los procesos involuntarios de tu organismo, como el ritmo cardíaco y la presión arterial, están controlados por un segmento de tu sistema nervioso denominado sistema nervioso autónomo. Una parte del sistema autónomo, conocida como sistema nervioso simpático, controla tus respuestas básicas de "defensa o huida". El ejercicio frecuente disminuye la actividad del sistema simpático y aumenta la actividad en otra parte del sistema nervioso autónomo, denominada sistema nervioso parasimpático.

Otras personas están leyendo

Sistema nervioso simpático

Cuando enfrentas situaciones de riesgo o estrés, los procesos involuntarios de tu organismo aumentan la actividad de tu sistema nervioso simpático. Alternativamente, este aumento de la actividad genera cambios tales como aumentos en la presión arterial y el ritmo cardíaco y disminuye la digestión de los alimentos. En la sociedad moderna, el estímulo constante del sistema simpático puede jugar un papel importante en el desarrollo de diversas formas de afecciones cardíacas. Si llevas un estilo de vida sedentario, puedes aumentar tu nivel de base de la actividad simpática, lo cual puede desencadenar el aumento de riesgos relacionados al corazón.

Sistema nervioso parasimpático

Tu sistema nervioso parasimpático funciona compensando las respuestas de defensa o huida del sistema simpático. Esto incluye descenso de la presión arterial y del ritmo cardíaco, aumento de la digestión, disminución de la frecuencia respiratoria y aumento del flujo sanguíneo en los riñones e intestinos. Además de ayudar a recuperarte del estrés físico generado por tu sistema simpático, tu sistema parasimpático contribuye a disminuir el consumo de energía de tu cuerpo durante el descanso diario o durante las condiciones normales, y te ayuda a prepararte para cualquier situación de estrés futura generada por las reacciones de defensa y huida.

Efectos de la actividad física

Cuando realizas un ejercicio aeróbico diario, reduces la carga de estrés en tu organismo de diferentes maneras, incluyendo la disminución de la presión sanguínea y los niveles de colesterol malo (LDL), el aumento de los niveles de colesterol bueno (HDL) y el mejoramiento del flujo sanguíneo y de la función cardíaca básica. En combinación, estos cambios físicos llevan a la reducción de la actividad del sistema simpático y al aumento de la actividad en el parasimpático. Paradójicamente, este aumento en la actividad parasimpática reduce los niveles de estrés que tienen lugar en la función normal del organismo.

Relevancia

La reducción de la actividad del sistema simpático relacionada al ejercicio puede disminuir de manera significativa la probabilidad de desarrollar una enfermedad cardíaca, según Patrick J. Mueller de la Universidad de Missouri, Columbia. El aumento de la actividad del sistema parasimpático también puede contribuir con la disminución de los riesgos cardíacos. Además, parece ser que cuanto más ejercites, mejores serán los efectos en tus sistemas simpático y parasimpático. Sin embargo, se requieren estudios y pruebas posteriores para verificar los resultados en el mundo real de las pruebas de laboratorio.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media