¿De qué manera se afecta la vista por la mala circulación?

Escrito por corinna underwood | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Si padeces de mala circulación, significa que tu sangre no está fluyendo como debería, especialmente hacia las manos y pies. Esto puede ocasionar diversas afecciones, incluyendo enfermedades coronarias, hipertensión arterial, venas varicosas, derrame cerebral, daño renal y problemas en la vista. La mala circulación suele ser causada por la obstrucción de los vasos sanguíneos por parte de placas, que son acumulaciones de grasa, colesterol, calcio y desechos celulares. Estos depósitos se adhieren a las paredes de las arterias y aumentan con el tiempo, reduciendo lentamente el flujo sanguíneo.

Otras personas están leyendo

Síntomas

Los síntomas de mala circulación pueden incluir una sensación de hormigueo y puntadas en pies y manos, enfriamiento de las extremidades, calambres en las piernas, hinchazón en las piernas y pies, mareos al levantarse, coágulos sanguíneos, adormecimiento en manos y pies y deterioro de la visión. Si experimentas estos síntomas, debes acudir al médico. Puede ser que tu médico realice exámenes como el control de la presión arterial en brazos y piernas, una angiografía en las arterias de las piernas y un ultrasonido Doppler para determinar si tus síntomas se deben a la mala circulación.

Vista y mala circulación

La mala circulación puede afectar gravemente tus ojos y tu vista. Puede ocasionar efectos menos graves como ojeras e hinchazón alrededor del ojo. La piel en esta zona del rostro es delgada. Los capilares debajo de la piel que rodea los ojos son vasos pequeños y si tu circulación es mala, se pueden acumular glóbulos rojos allí. Cuando la sangre se reúne en esta zona, puede hacer que los vasos sanguíneos frágiles se rompan, ocasionando la aparición de parches similares a hematomas. El deterioro de la vista es una de las complicaciones más comunes de la mala circulación, que puede generar daño en el nervio óptico. El término médico para esta afección es neuritis óptica isquémica anterior, la cual se debe a un suministro de sangre insuficiente. El nervio óptico se atrofia en forma gradual y eventualmente muere. Este trastorno puede afectar a personas de todas las edades pero es más común en fumadores, adultos mayores y personas con diabetes. La afección puede contrarrestarse con un tratamiento de larga duración de corticosteroides para prevenir un daño mayor.

Mejorar la circulación

Puedes mejorar tu circulación y evitar la formación de placas arteriales manteniendo niveles saludables de colesterol y asegurándote de que tu dieta diaria es baja en grasas saturadas y rica en fibras. También puedes probar una variedad de terapias alternativas para promover una circulación saludable, incluyendo hidroterapia, masajes, reflexología, acupuntura y aromaterapia. Los remedios naturales más útiles incluyen ajo, jengibre, gingko biloba y romero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles