La manera más fácil de limpiar persianas de aluminio

Escrito por jennifer gittins | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La manera más fácil de limpiar persianas de aluminio
Una ventana. (Ronda, ventana 2 image by Mr.Papeete from Fotolia.com)

Aunque no siempre son las más atractivas, las persianas de aluminio son las más baratas y duraderas del mercado. Las persianas, sin importar de qué tipo, deben limpiarse regularmente para evitar el cúmulo de polvo y tierra. Limpiarlas regularmente, además, te ayudará a evitar un reemplazo frecuente de las mismas. Desempolvarlas es la manera más fácil de limpiar las persianas de aluminio, pero el método puede variar dependiendo de cuánto tiempo tengas y si sufres o no de alergias.

Otras personas están leyendo

Plumero

La manera más común y fácil por lejos de limpiar rápidamente las persianas de aluminio es utilizando un plumero u otro tipo de cepillo. Cierra las persianas y mueve el plumero de lado a lado con un movimiento curvo para quitar el polvo. Luego da vuelta los listones y repite el proceso. Para una limpieza más profunda, abre las persianas y pasa el plumero entre los listones utilizando un movimiento de lado a lado similar.

Otros métodos

Si tienes alergias severas al polvo, podrías requerir un método de limpieza aun más profundo. Utiliza un accesorio de tu aspiradora. Con el mismo movimiento de lado a lado, puedes limpiar tus persianas y el polvo será aspirado en lugar de que se esparza por el aire.

Si cargar con la aspiradora regularmente es demasiado esfuerzo, también puedes utilizar un producto de limpieza especialmente formulado para las persianas de aluminio. Aplícalo en una toalla limpia y pásalo entre los listones de las persianas hasta que todo el polvo se haya quitado. Dependiendo de la cantidad de persianas que tengas, podrías necesitar varias toallas y un buen rato.

Finalmente, para las persianas que tienen una acumulación de suciedad seria, existe una solución simple. Top Window Blinds recomienda que llenes la bañera con una mezcla de jabón suave, como por ejemplo para la vajilla, y agua tibia. Luego puedes lavar los listones y enjuagarlos bien. Cuelga las persianas sobre la ducha para que se sequen con los listones abiertos, como si necesitaras ver a través de ellos.

Esta es una gran solución si tus persianas tienen incrustaciones de suciedad antigua y mugre que no se quita con las técnicas estándar. No dejes que pasen mucho tiempo en el agua, ya que algunas persianas pueden oxidarse, y siempre revisa las especificaciones del fabricante. Haciendo la limpieza profunda, cepilla regularmente tus persianas para asegurarte que se mantengan limpias y libres de suciedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles