Maneras de combatir la depresión y los celos

Escrito por elise wile Google | Traducido por claudia caceres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Maneras de combatir la depresión y los celos
(George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

La depresión y los celos van juntos como la leche y las galletas, solo que no son dulces en absoluto. Estas emociones destructivas pueden destruir relaciones, causar problemas en el trabajo y, en general, disminuir la calidad de tu vida. Al darte cuenta de que los celos y la depresión son emociones que no siempre están basadas en la realidad te ayudará a luchar (conseguir que estas dos emociones salgan de tu vida hará que esta lucha valga la pena).

Otras personas están leyendo

Amor propio

Trabaja en la construcción de tu autoestima. Los celos y la depresión pueden surgir de sentimientos de inadecuación. Si te sientes confiado en ti mismo y tus habilidades, no tendrás una razón para sentirse celoso o deprimido en los logros de los demás. La alta autoestima también ayuda a las personas a no sentirse amenazados por posibles infidelidades de la pareja, una persona con una buena autoestima no acepta la infidelidad o la toma personalmente. Para desarrollar el tipo de autoestima que te ayudará a combatir los celos y la depresión, presta atención a cómo te hablas a ti mismo. ¿Te dices a ti mismo que eres estúpido cuando te equivocas? Mentalmente, ¿te das las mismas pausas que le das a los demás? Además de prestar atención a la charla del uno mismo, toma algún tiempo para pensar en tus talentos y las buenas cosas que haces por los demás. Anótalas. Recuérdate cada día que eres una persona de valor. Deja de compararte con los demás. La comparación de uno mismo con los demás es una de las principales causas de los celos y la depresión. El problema de la comparación de tu vida con otra persona es que nunca se puede ver la imagen completa. La persona a la que te estás comparando puede parecer que tiene la pareja perfecta, el cuerpo perfecto y, de hecho, la vida perfecta. En privado, esto puede no ser el caso en absoluto. Piensa en la cantidad que envidiaban a celebridades que sufren de adicción a las drogas, abuso conyugal y la quiebra.

Ganar perspectiva

Habla con alguien acerca de los celos. Hablando con un amigo de confianza, un familiar o un consejero puede ayudar a poner tus sentimientos en perspectiva. Si eres celoso sobre un solo tema, esto puede ser todo lo que necesitas para tener la seguridad de que tus celos son infundados. También ayuda a reconocer el origen de los celos y la depresión. Si tienes un fondo en el que creciste de forma desfavorable en comparación con otras personas, has aprendido a sentir celos por razones que probablemente son irracionales. Además de hablar de eso, hablar puede ayudarte a determinar las causas de los celos y la depresión.

Cambio de patrones de pensamiento

Cambia tu forma de pensar. Tanto los celos y la depresión son causados ​​por tus propios pensamientos negativos acerca de una situación. Cuenta con la ayuda de un terapeuta cognitivo-conductual y trabajar en la identificación de pensamientos negativos que desencadenan los celos y la depresión. Una vez que los pensamientos han sido identificados, se puede trabajar en su eliminación. La eliminación de estos pensamientos también eliminan los celos y la depresión. Un estudio publicado en el British Journal of Psychiatry demostró que 10 de cada 13 personas con celos patológicos fueron ayudadas por la terapia cognitiva. Se trata de una técnica prometedora para los casos de celos que pueden parecer inabordables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles