Cómo manipular calas para un ramo de novia

Escrito por caroline baldwin | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo manipular calas para un ramo de novia
Las calas grandes funciona bien con ramos de novia altos, mientras que las mini calas funcionan bien en un ramo de novia pequeño. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Las calas son una opción elegante de flor prominente en un ramo de novia. Vienen en una variedad de colores incluyendo blanco, rosa, naranja, rojo y púrpura. La clave para construir un ramo hermoso y exitoso es saber cómo preparar y manejar las flores antes de comenzar. Las mini calas son conocidas por ser una flor robusta, mientras que los lirios estándar o más grandes no son tan rígidos y pueden marchitarse fácilmente si no se manejan correctamente. Manejarlas adecuadamente te puede ayudar a crear un ramo maravilloso para tu día especial.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Calas
  • Cubeta con agua
  • Área de almacenamiento fría
  • Cinta de florista verde resistente al agua
  • Cuchillo afilado
  • Esmalte de uñas transparente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pon las calas en una cubeta con agua a temperatura ambiente. Usa una cubeta alta llena cpn 3 pulgadas (7,5 cm) de agua. Colócalas contra los lados de la cubeta para que descansen mientras se remojan.

  2. 2

    Remoja las calas en el agua por al menos tres horas. Remojarlas durante la noche es la mejor manera de asegurar de que probablemente estarán hidratadas, porque estas flores almacenan agua en sus tallos. Mientras más se hidraten, más agua almacenarán y será menos probable que se marchiten.

  3. 3

    Pon la cubeta en un lugar fresco y seco. Si no puedes ponerlas en un área refrigerada, elige un lugar donde estén lejos de cualquier corriente tibia o elementos de calefacción. Las calas resisten mejor en habitaciones a temperatura ambiente o más frías. Mantenlas lejos de la luz directa del sol.

  4. 4

    Toma las flores por los tallos cuando las manipules y sólo hazlo cuando sea necesario para no debilitar sus tallos. Evita tocar las cabezas de las flores porque las calas se magullan fácilmente.

  5. 5

    Dale forma a los tallos en preparación para montar el ramo. Recoge el tallo de la cala. Gíralo para que la abertura de la cabeza de la flor quede frente a ti. Pasa la mano suavemente hacia abajo por el tallo en un movimiento curvo. Esto te ayudará a acentuar la curva de la flor y a ponerla correctamente en tu ramo.

  6. 6

    Reúne las calas suavemente para tu ramo. Trabaja en grupos pequeños y agárralas suavemente a medida que construyes tu racimo. Asegura las flores, usando cinta floral impermeable de color verde. Estira un trozo de cinta alrededor de dos a tres tallos, tira de ella mientras avanzas. La cinta sólo se adhiere a sí misma y será suave en las flores.

  7. 7

    Corta las puntas de las calas con un cuchillo afilado.

  8. 8

    Aplica una capa delgada de esmalte de uñas en los extremos cortados de los tallos. Séllalas con un esmalte de uñas que evitará que goteen.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles