Cómo mantener el equilibrio sobre un caballo

Escrito por vex morgenstern | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener el equilibrio sobre un caballo
Un buen equilibro en un caballo es el resultado de sentarse bien. (Comstock/Comstock/Getty Images)

La parte más difícil de aprender a montar a caballo es mantener el equilibrio cuando está en movimiento. Para los jinetes profesionales, el equilibrio es su segunda naturaleza: podrían andar a caballo incluso sin una silla de montar o brida. Para los nuevos, aprender a mantener el equilibro puede parecer desalentador, pero una vez que sueltes la silla y dejes que tu cuerpo haga todo el trabajo, encontrarás que rápidamente será tu segunda naturaleza también. La clave para mantener el equilibrio sobre un caballo es encontrar y alinearse con el propio centro de gravedad del animal.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siéntate con la espalda lo más recta posible. Coloca la punta de los pies en los estribos y presiona los talones hacia abajo para obtener sentarte más seguro en la silla. No pongas las rodillas hacia adelante como si estuvieras sentado en una silla. En cambio, debes dejarlos caer de forma natural. Si estás sentado correctamente, deberías poder dibujar una línea recta desde la parte superior de tu cabeza, a través de la cadera y el tobillo.

  2. 2

    Alinea el centro de gravedad con el del caballo en todo momento. Cuando el caballo se mueva en un suelo llano, debes sentarte erguido como se describe en el Paso 1. Pero si va hacia arriba o abajo de una colina, o si está saltando, tendrás que inclinarte hacia atrás y hacia adelante cada vez que sientas que el centro de gravedad del caballo cambia.

  3. 3

    Libera la cabeza de la silla. Si necesitas de algo para mantener el equilibrio, no podrás sentir y ajustar el balance natural de tu cuerpo.

  4. 4

    Sostén las riendas con la fuerza suficiente para mantener una conexión con la boca del caballo. Descansa tus manos directamente en frente tuyo, cerca de la parte delantera de la silla. Cuando sostengas las riendas correctamente, deberías ser capaz de dibujar una línea desde tu codo hasta la boca del caballo.

  5. 5

    Practica montar a caballo sin estribos para alargar las piernas y profundizar el asiento posterior. Cuanto más profundamente te sientes en la silla, más seguro será tu asiento.

  6. 6

    Cada vez que montes a caballo, tómate el tiempo necesario antes de salir para ajustar tu asiento y mejorar tu equilibrio. Posiciona ambos huesos del asiento debajo de ti, y comprueba que los estribos tenga la longitud correcta. Para montar de forma casual, tus piernas deberían extenderse casi tanto como cuando practicas sin estribos.

Consejos y advertencias

  • Si pierdes el equilibrio, agarra la base de las crines del caballo. Éste no tiene nervios allí, así que puedes utilizar la melena para ayudarte a mantener el equilibro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles