Cómo mantener fresca una espinaca empaquetada

Escrito por sheri lamb | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener fresca una espinaca empaquetada
La espinaca es una adición saludable para cualquier comida. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Además de ser sabrosa, la espinaca fresca contiene más nutrientes que su contraparte marchitada, de acuerdo con World's Healthiest Foods. Esto hace que un almacenamiento adecuado sea mucho más importante. Los fitonutrientes, que se producen con la ayuda de la vitamina C, contribuyen a la calidad vibrante y nítida de las espinacas frescas. La espinaca es una deliciosa adición para las ensaladas y pastas y mientras más fresca esté, mejor. Seguir las técnicas apropiadas de almacenamiento, no sólo hará que tu comida sepa mejor, sino que también preservarán los nutrientes vitales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Retira la espinaca de la bolsa y échala toda en un recipiente. Separa las hojas de espinaca para darles espacio para respirar. Retira todas las hojas que estén marchitadas.

  2. 2

    Forra un recipiente de plástico con una toalla de papel. Coloca las espinacas en el interior y cúbrelas con una tapa de cierre hermético o envoltura de plástico. No laves las espinacas antes de guardarlas ya que el agua hará que la espinaca se marchite más rápido.

  3. 3

    Coloca las espinacas en un refrigerador. Los vegetales se mantendrán frescos durante aproximadamente cinco días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles