Cómo mantener frescas las cerezas

Escrito por ashley leonard | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener frescas las cerezas
Una forma de conservar las cerezas. (cherries image by Alison Bowden from Fotolia.com)

Las cerezas son un gran refrigerio para disfrutar con regularidad. Las cerezas frescas son ideales porque tienen un sabor dulce y la piel es de color rojo profundo. Conservarlas se puede hacer de dos formas: congelándolas en bolsas herméticas o guardándolas en jarras. Manteniéndolas frescas también se pueden usar para hacer tartas, gelatinas y pasteles de fruta. El proceso de conservación puede ser largo pero con los elementos necesarios podrás lograrlo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cerezas frescas
  • Azúcar
  • Agua
  • Bolsas de plástico
  • Jarras de cristal
  • Enlatadores a presión

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo mantener frescas las cerezas

  1. 1

    Lava las cerezas y quítales los tallos. Si planeas quitar la semilla de las cerezas, ponlas en agua fría con cinco o seis tabletas de vitamina C. Éstas evitan que el tallo se decolore. El proceso para quitar las semillas de las cerezas consiste en sacarlas de la parte media. Puedes hacer esto con un cuchillo o con cualquier utensilio afilado.

  2. 2

    Haz un almíbar para conservar las cerezas. Los ingredientes del almíbar se basan en el tipo de cereza: agria o dulce. Para las cerezas agrias disuelve 2 1/2 tazas de azúcar en cuatro tazas de agua. Para las cerezas dulces, disuelve 1 1/4 tazas de azúcar en cuatro tazas de agua. Usa calor y una sartén para hacer la disolución.

  3. 3

    Pon las cerezas y el almíbar en pintas o bolsas de un cuarto de galón (1 litro). No las llenes completamente. La Universidad de Virginia del Oeste establece que debes agregar una taza de almíbar en cada cuarto de cerezas. Elimina el aire, etiqueta y sella las bolsas. Ponlas en el congelador. Si las sellas de forma hermética pueden durar casi un año.

  4. 4

    Pon las cerezas en jarras de cristal. La conservación en las jarras es otra opción. Cuando las pongas en las jarras, tendrás que hacer el almíbar especialmente para este proceso. Para las cerezas agrias disuelve 3 3/4 tazas de azúcar y 8 1/4 tazas de agua. Para las cerezas dulces disuelve 1 1/4 tazas de azúcar y 10 1/2 tazas de agua.

  5. 5

    Sirve las cerezas y el almíbar en una jarra limpia. Limpia la orilla quitando cualquier rastro de almíbar. Pon la tapa en la jarra y séllala muy bien.

  6. 6

    Procesa las jarras poniéndolas en un enlatador a presión. Pon un soporte en el enlatador a presión, así como 2 pulgadas (5 cm) de agua y las jarras selladas. Cierra las tapas y calienta el enlatador en la estufa. La Universidad de Virginia del Oeste establece que debes agotar el vapor durante 10 minutos, después agrega un calibrador para presurizar el enlatador. El tiempo aproximado del proceso es de 35 minutos.

  7. 7

    Saca el enlatador del fuego cuando el proceso se haya completado. Enfríalo hasta que se despresurice. Quita lentamente el peso del calibrador y espera dos minutos para que se abra y puedas quitar la tapa del enlatador. Quita las jarras con un levantador de jarras y ponlas en una toalla. Enfríalas durante 12 a 24 horas, después revisa los sellos de la tapa.

  8. 8

    Lava, seca y guarda las jarras en un lugar fresco y oscuro. Solo guarda las jarras con las tapas que estén abolladas en el centro. Si algunas de las tapas no están abolladas, usa una nueva y vuelve a hacer el proceso. Las cerezas saben mejor si se consumen dentro de un año. Asegúrate que las tapas estén selladas herméticamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles