Cómo mantener al fuego ardiendo

Escrito por kathryn hatter | Traducido por priscila caminer
Cómo mantener al fuego ardiendo

Mantén el fuego ardiendo monitoreándolo de cerca.

Flame of a fire and fire wood in fireplace image by Aliaksandr Zabudzko from Fotolia.com

Después de prender cuidadosamente el fuego y encender la leña, te preparas para sentarte y disfrutar de la calidez y brasas resplandecientes. Si cometes algún error mientras prendes el fuego, sin embargo, puedes tener dificultades a medida que trates de mantenerlo encendido. De acuerdo con una página web de la Universidad de Purdue, entre los tres componentes que mantienen el fuego prendido se incluyen al oxígeno, calor y combustible. Si se carece o hay falta de cualquiera de estos tres componentes, el fuego se apagará.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Elementos de papel
  • Leña
  • Cerillos o un encendedor
  • Combustible
  • Fuelles (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prende fuego en una parrilla para que el oxígeno llegue a todos los lados del fuego, incluyendo la parte inferior. Deforma productos de papel y ponlos en el centro de la parrilla. Coloca leñas sobre la pila de papel arrugado e inicia el fuego con los cerillos o un encendedor.

  2. 2

    Supervisa el fuego apenas la leña se prenda fuego. Agrega trozos pequeños con combustible (cerca de 2 pulgadas/5,08 cm de diámetro) a las llamas que salen de las leñas para que se sigan quemando. Asegúrate de que el combustible se incendie añadiendo papel si las llamas se apagan.

  3. 3

    Poco a poco agrega más y mayores piezas con combustible al fuego, pero evita sofocarlo con demasiado combustible de una sola vez. Esfuérzate por mantener un equilibrio entre el calor y el combustible, proporcionando más combustible a medida que éste se vaya consumiendo. No deberías tener que seguir añadiendo productos de papel para mantener las llamas ardiendo una vez que el combustible comience a quemar activamente.

  4. 4

    Mira el fuego en todo momento para mantener la seguridad y evitar que se salga de control. A medida que el combustible se quema hasta quedar como brasas, agrega piezas adicionales. Reorganiza el fuego ligeramente para asegurar que el combustible nuevo que agregues caiga entre medio de las llamas para que se incendie.

  5. 5

    Utiliza el fuelle para proporcionar oxígeno adicional en el centro del fuego cuando las llamas se apaguen. Inserta la punta de los fuelles cerca del fuego y opera el fuelle abriéndolo y cerrándolo. A medida que agregas oxígeno con los fuelles, deberías ver que las llamas aumentan. Continúa agregando oxígeno hasta que las llamas consuman el combustible y arda activamente.

  6. 6

    Agrega combustible y oxígeno para mantener el calor del fuego todo el tiempo que desees que el fuego continúe. No agregues demasiado combustible hasta que bloquee el oxígeno y luego se reduzca el calor. Esmérate en la manipulación entre el combustible, calor y oxígeno para mantener el fuego encendido.

  7. 7

    Deja de añadir más leña al fuego y deja que se queme cuando se desee que el fuego se apague. Quédate junto al fuego hasta que se apague completamente o apaga el fuego con agua o arena.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media