Cómo mantener el helado casero cremoso y no escarchado

Escrito por athena hessong Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Después de que preparaste helado, nada se compara con su sabor más que la crema usada, pero cuando lo guardas en el congelador, se convierte en un témpano imposible de servir. Para prevenir que tu helado casero se convierta en un bloque de hielo o nieve escarchada, existen algunas modificaciones fáciles que puedes hacer a tu receta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Agrega una onza de alcohol a tu receta para helado y prepáralo en tu máquina como siempre. El alcohol disminuirá el punto de congelación y prevendrá que se formen esas grandes estalagmitas cristalizadas. Esta indicación se lleva también con sorbetes. El alcohol no se congela, aunque esta modalidad no es recomendable para los niños o aquellos que sean sensibles al alcohol.

  2. 2

    En tu receta reemplaza la leche o ponla mitad y mitad con una crema batida densa. Al usar más grasa en la mezcla, tu helado se mantendrá más suave y cremoso que un sorbete o una crema helada.

  3. 3

    Por lo menos durante una hora, enfría a fondo los ingredientes antes de vaciarlos en tu máquina. Cuánto más fríos estén, mejor. La posibilidad de que se formen grandes pedazos de hielo se reduce a si estos van de fríos a congelados en vez de ir de temperatura ambiente a congelados.

  4. 4

    Antes de servirlo, para que suavice y algunos de los grandes cristales de hielo se derritan, deja que tu helado repose sobre la mesa de 15 a 20 minutos. Esto ayudará a que lo cremoso aumente en tu boca.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles