Cómo mantener las mantas y edredones almacenados con olor fresco

Escrito por sal marco | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener las mantas y edredones almacenados con olor fresco
Los bajos niveles de humedad ayudan a prevenir los olores en las mantas y edredones. (George Marks/Retrofile/Getty Images)

El almacenamiento de mantas y edredones es una rutina para las personas que cambian su ropa de cama durante las diferentes temporadas. Muchas amas de casa guardan mantas y edredones y las tienen a la mano para los huéspedes. Las fibras de la tela, plumas y otros materiales de relleno del edredón absorben los olores, que pueden darle a las mantas y edredones un olor a humedad o rancio. Existen varios métodos para mantener las mantas y edredones con olor fresco y acogedor. Elige el método basado en las preferencias olfativas de carácter personal.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hojas para secadora con aroma
  • Jabón con aroma
  • Pañuelo de seda libre de ácido
  • Tijeras
  • Tela de algodón
  • Lavanda seca
  • Listón
  • Sachet de cedro o bolas
  • Bicarbonato de sodio
  • Puertas tipo persiana
  • Refrescante de telas o agua de lino
  • Bórax
  • Contenedor plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca las hojas perfumadas de secadora entre los pliegues de las mantas y edredones. El aroma de las hojas para secadora penetra a través de las mantas y edredones almacenados para mantenerlos con olor fresco.

  2. 2

    Envuelve una o dos barras de jabón perfumado en papel de seda libre de ácido. Coloca el jabón en el recipiente de almacenamiento, bolsa o un armario para luchar contra los olores a humedad.

  3. 3

    Corte la tela fina de algodón blanco en un cuadrado de 4 pulgadas (10 cm.). Coloca la lavanda seca en el centro del cuadro. Levanta los bordes y tuércelos. Ata una cinta blanca con fuerza alrededor de la parte superior para hacer una bolsita de lavanda. Colócala en las mantas y edredones al almacenarlos.

  4. 4

    Coloca los sachets de cedro o cedro en bolas con las mantas y el edredón para darle a las mantas y edredones un aroma amaderado fresco.

  5. 5

    Haz agujeros en la parte superior de una caja de bicarbonato de sodio. Coloca el bicarbonato de sodio en el armario de la ropa o en el armario de almacenamiento para absorber los olores no deseados. Cambia el bicarbonato de sodio cada tres o cuatro meses.

  6. 6

    Pon puertas de persiana en armarios de almacenamiento para promover el flujo de aire dentro del armario. El aire fresco que se mueve a través del armario de almacenamiento ayuda a mantener a raya los olores.

  7. 7

    Rocía las mantas y edredones con refrescante para telas o esencia de agua de lino semanalmente.

  8. 8

    Vierte bórax en un contenedor plástico con tapa y perfora agujeros en la parte superior. Coloca el contenedor en el armario de almacenamiento para absorber los olores.

Consejos y advertencias

  • Sólo almacena mantas y edredones completamente secos. La humedad causa el moho y malos olores.
  • Guarda las mantas y edredones en un área seca de la casa.
  • Colócalos en bolsas resistentes a la polilla.
  • Evita el uso de bolas de naftalina, el olor es insoportable y las bolas de naftalina contienen naftaleno y paradiclorobenceno, que son peligrosos para tu salud.
  • No guardes mantas y edredones en bolsas de plástico o contenedores. La falta de flujo de aire ayuda a promover los olores a humedad y pueden dañar los tejidos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles