Cómo mantener a mi tortuga caliente

Escrito por alex burgess Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener a mi tortuga caliente
Las necesidades de calor de tu tortuga dependen de su especie. (Ariel Skelley/Blend Images/Getty Images)

Las tortugas son criaturas de sangre fría, por lo que necesitan un entorno cálido para regular su temperatura corporal y estar sanas. Las tortugas acuáticas se basan en la temperatura del agua del acuario y en la luz de reposo para permanecer calientes. Las tortugas terrestres viven en un vivero seco y requieren una fuente de calor externo, como un calentador de cerámica, para permanecer calientes. Antes de establecer la casa de tu mascota tortuga, debes investigar las necesidades particulares de tu especie, dado que diferentes tipos requieren diferentes hábitats y métodos de calentamiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un calentador de cerámica y una bombilla
  • Una lámpara de tubo T8 y una unidad de arranque (opcional)
  • Un termostato electrónico para reptiles
  • Un acuario con luz integrada
  • Una lámpara de reposo y una bombilla (opcional)
  • Un calentador de acuario
  • Un termómetro de acuario

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Calienta un vivero para una tortuga terrestre

  1. 1

    Selecciona un vivero de madera de un tamaño apropiado para tu tortuga terrestre. Estas se basan en una fuente de calor externa para regular la temperatura corporal, así que debes mantener un extremo del vivero caliente y el otro frío, para que tu mascota pueda experimentar una graduación térmica.

  2. 2

    Elige una lámpara de calor infrarroja hecha de cerámica o una lámpara de tubo T8 y una unidad de arranque. Los calentadores de cerámica emiten calor a través de rayos infrarrojos, y las lámparas T8 son largos tubos fluorescentes unidos a una unidad de arranque fuera del vivero. Ambos tipos de calentadores son apropiados para las tortugas terrestres cuando se enlazan a un termostato regulador para prevenir el sobrecalentamiento.

  3. 3

    Atornilla el calentador de cerámica dentro del vivero, en un extremo, lejos del alcance de tu tortuga. Saca el cable por un conducto de ventilación y enchufa el calentador a un termostato para reptiles. Fija la temperatura al nivel requerido. De forma alternativa, para una unidad T8, une los clips que sostienen la lámpara a la pared trasera del vivero y abróchalos en la tira de luz fluorescente. Pasa el cable fuera de un conducto de ventilación y enchufa la unidad dentro del termostato.

  4. 4

    Fija el termostato a la temperatura requerida para tu especie de tortuga y enciende el calentador. El termostato se apagará automáticamente si tu vivero se calienta demasiado, manteniendo a tu tortuga segura del sobrecalentamiento.

    Calienta un acuario para una tortuga acuática

  1. 1

    Elige un calentador de agua sumergible de un voltaje apropiado para el acuario de tu tortuga. El volumen de tu tanque dicta el tamaño de calentador requerido para calentar el agua de manera eficiente. Todas las marcas indican un volumen recomendado en la caja, permitiendo que elijas el tamaño correcto.

  2. 2

    Une el calentador dentro del acuario a la pared trasera, usando las almohadillas de succión proporcionadas. Asegúrate de que el calentador esté completamente sumergido y en posición diagonal para una distribución del calor óptima. Fija el termostato del calentador a la temperatura requerida para tu especie de tortuga y enciéndelo.

  3. 3

    Instala una lámpara de descanso en un extremo del acuario, sobre el área de tierra seca, si tu tanque no tiene luces integradas. En la naturaleza, las tortugas descansan bajo el sol, sobre una piedra caliente, y a las tortugas mascota les gusta salir de su agua y secarse sobre una piedra plana. Los acuarios más modernos tienen luces integradas que sirven para este propósito, manteniendo a una tortuga acuática caliente fuera del agua.

  4. 4

    Pega un termómetro de acuario en la parte frontal de tu tanque. Controla el termómetro y ajusta el termostato del calentador para conseguir la temperatura correcta del agua para tu especie. Como guía, las tortugas acuáticas prefieren que su agua esté entre 70 y 80 grados Fahrenheit (de 21,1 a 26,6ºC), con un área de descanso a unos 85°F (29,4ºC) bajo la fuente de calor de la lámpara. Investiga siempre los requerimientos de temperatura precisos para tu mascota antes de colocarla en el tanque caliente.

Consejos y advertencias

  • No uses rocas o alfombrillas calientes en el vivero de una tortuga, porque serán demasiado calientes para algunas. Las tortugas bebé y las jóvenes tienen la piel sensible y pueden sufrir quemaduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles