Cómo mantener tus dientes derechos si pierdes el retenedor

Escrito por lynda moultry belcher | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener tus dientes derechos si pierdes el retenedor
Después de usar los frenos, es importante usar el retenedor con regularidad. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Después de usar los frenos, también llamados frenillos o brackets, por una cierta cantidad de tiempo para enderezar los dientes, es posible que tengas que usar un retenedor, o paladar. Esto ayudará a mantener tus dientes en su lugar después de que se hayan movido durante el proceso de usar frenos. Muchas personas caen en el mal hábito de usar el retenedor al principio y luego dejarlo por ahí después de las comidas, y muchas veces se les olvida volver a colocarlo. Esta es la manera más rápida para deshacer todo el trabajo hecho mientras se usan aparatos de ortodoncia. Sin embargo, si perdiste tu retenedor, hay algunos pasos que debes tomar para asegurarte de que tus dientes no se muevan antes de poder obtener un reemplazo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. 1

    Contacta tu ortodoncista inmediatamente. Esta es la única manera de garantizar que los dientes no se moverán, ya que la oficina puede reemplazar al retenedor rápidamente. Tu ortodoncista sabe que cada día que pasa sin que lo uses significa que los dientes se moverán, deshaciendo años de un buen trabajo de ortodoncia.

  2. 2

    Pídele a tu ortodoncista consejo sobre lo que puedes hacer para evitar que tus dientes se muevan hasta que obtengas un reemplazo del retenedor. Si bien tal vez no haya nada que puedas hacer para mantenerlos rectos hasta tener uno nuevo, vale la pena una pregunta en el caso de que él tenga un par de consejos de qué hacer y qué no hacer para impedir el movimiento entre los dientes.

  3. 3

    Pregunta acerca de una solución temporal. Puede haber una solución temporal para mover los dientes debido al retenedor perdido. El uso de un alienador puede funcionar, sin embargo, asegúrate de preguntarle a tu ortodoncista si se es una buena opción para ti antes de hacerlo. De lo contrario, podrías causar más daño que bien.

  4. 4

    Evita la tensión en la boca, tal como moler o rechinar los dientes. Hacer esto estira los músculos de la boca y la mandíbula, lo que puede causar que los dientes se muevan. Esto puede parecer una cosa pequeña, pero hasta que tengas un retenedor de reemplazo, tienes que hacer todo lo posible para evitar el movimiento entre los dientes.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles