Cómo mantenerse a salvo durante un huracán

Escrito por ehow contributor | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantenerse a salvo durante un huracán

Cómo mantenerse a salvo durante un huracán. La gran mayoría de las personas que viven en "zona de huracanes" permanecerán a salvo durante uno de estos. Los huracanes pueden ser tormentas matadoras, y necesitas saber qué tienes que hacer para mantenerte seguro. Ahora tenemos muchos avisos cuando un huracán se dirige a nuestro camino. Depende de nosotros el tomar una decisión bien fundada sobre lo que haremos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Si planeas evacuar

  1. 1

    ¡Desaloja pronto! Las evacuaciones deben ordenarse por el estado o por los funcionarios locales, o tal vez vivas en una zona de evacuación. Investiga si vives en una zona de estas llamando a la oficina del manejo de emergencias de tu condado. La mayoría de las lesiones y muertes ocurren a las personas que deciden quedarse en las zonas que se ha ordenado desalojar. Escucha las noticias locales por más del minuto de información. Si decides no evacuar, recuerda que la policía y el rescate no podrán llegar a ti hasta que haya terminado la tormenta.

  2. 2

    Decide a dónde irás. Un albergue local puede ser tu última opción. Están llenos de gente, hace calor y no son para nada privados; además debes llevar tus propios suministros y es muy difícil, especialmente para los niños y las personas de la tercera edad, estar en un lugar así. Si estás enfermo o tienes necesidades especiales, debes arreglar con tu condado el que te transporten a un albergue de necesidades especiales. Las mascotas no se aceptan en la mayoría de los refugios, por lo que estas deben irse a uno especial para mascotas. Es más fácil permanecer con un amigo, un familiar o en un motel.

  3. 3

    Arma un equipo de evacuación de emergencia. Este debe incluir: documentos y fotografías importantes, una lista de números de teléfono, contactos de emergencia e información médica. No olvides las pólizas de seguro y las fotos de tu casa y pertenencias. Empaca ropa, comida, agua, medicamentos, artículos de limpieza personal y artículos para las necesidades de los bebés, los niños y las mascotas; también las herramientas para tu coche, un teléfono móvil y un botiquín de primeros auxilios. Por lo menos empaca para una estancia de una semana para cada persona.

  4. 4

    Llena tu tanque de gasolina antes de que salgas. Las gasolineras probablemente tendrán largas líneas y tal vez se queden sin el suministro en el último minuto.

  5. 5

    Consigue efectivo con anticipación. Los cajeros automáticos no funcionarán cuando se vaya la energía y la mayoría de las tiendas no podrán aceptar las tarjetas de débito o crédito si se va la energía eléctrica. La mayoría de las transacciones requerirán del efectivo.

    Si planeas quedarte en casa

  1. 1

    Abastécete de suministros para el huracán, los cuales por lo menos sean suficientes para siete días. Compra alimentos no perecederos y comida empaquetada. Incluye proteínas, frutas y verduras. Compra comida que no requiera cocción extra y que pueda comerse fría si es necesario. Abastécete de agua, por lo menos un galón por persona, por día. Recuerda conseguir un abrelatas manual, utensilios para cocinar, ollas y sartenes. No olvides el papel aluminio, las toallas de papel, las bolsas de basura y toallas para la limpieza desechables. Compra muchas pilas para las linternas y los radios. Haz un buen botiquín de primeros auxilios y consigue suministros de limpieza, especialmente cloro, guantes y bolsas de basura resistentes.

  2. 2

    Busca una "habitación segura" en tu casa, la cual esté en el centro de esta y lejos de las ventanas. Un armario grande o incluso el baño pueden designarse como la habitación segura. Este el el lugar donde te refugiarás cuando el huracán llegue a la costa y permanecerás ahí hasta que haya pasado la tormenta. No salgas hasta que haya pasado todo el peligro. Lleva un radio de pilas a la habitación para que puedas escuchar las noticias locales y escuchar los reportes de la policía. También reserva linternas, almohadas o un pequeño colchón; algunos refrigerios, agua y un botiquín de primeros auxilios. Es una buena idea que guardes tus documentos importantes en una bolsa a prueba de agua, No olvides incluir a tus mascotas en los planes de tu habitación segura.

  3. 3

    Prepara tu casa para el huracán con contraventanas o madera contrachapada; corta las ramas secas y limpia todos los residuos del patio. Quita los adornos del patio o las herramientas que puedan volar como misiles. Mueve los vehículos a un lugar cubierto o un garaje.

  4. 4

    Prepárate para los apagones y abastécete de agua extra y congélala. Usa esta agua como hielo hasta que se derrita y pueda usarse para tomarse. Llena tu tina y los botes de basura del exterior con agua. Haz lo mismo con la mayor cantidad de jarritas que puedas porque nunca será demasiado.

  5. 5

    Notifica a tus amigos y familiares acerca de tus planes y ponte de acuerdo con ellos para llamarlos después de que haya pasado la tormenta si es posible. Pídeles que sean pacientes porque los teléfono probablemente tendrán problemas; arregla la llamada unos días después de que el huracán haya pasado. Intenta llamar tan pronto como puedas para asegurarle a tu familia y amigos que estás bien.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles