Mantenimiento natural en casa para las rastas

Escrito por wilhelm schnotz | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mantenimiento natural en casa para las rastas
Mantener un llamativo peinado con rastas requiere de una rutina de mantenimiento. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Si tienes rastas, debes estar familiarizado con las fotos de las majestuosas rastas gruesas de Bob Marley. También probablemente estés familiarizado con el nido de ratas que cuelga de las cabezas de los mendigos en los festivales de bandas. ¿La diferencia? El mantenimiento. Si quieres lucir el estilo "Natty Dread" de manera impresionante, deberás cuidar tu cabello como lo hace todo el mundo. Aunque los fabricantes proveen varios productos sintéticos para mantener las rastas bien cuidadas, existen alternativas naturales y caseras listas para ayudarte a mantener tu peinado y hacer que luzcas increíble.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aceite esencial como aceite de lavanda o de árbol de té
  • Botellas rociadoras
  • Aceite de aloe sin perfume con vitamina E agregada
  • Sal marina
  • Jugo de limón
  • Agua destilada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Tratamiento para la sequedad

  1. 1

    Coloca una gota de aceite esencial en una botella rociadora y llena el resto con agua. Los aceites esenciales no se enrancian y comienzan a liberar su fragancia cuando son expuestos al aire por algunos días, a diferencia de los aceites comestibles como el de cáñamo y el de oliva, y dejarán tus rastas con un aroma fresco luego del tratamiento. Prepara una emulsión de aceite y agua agitando la botella.

  2. 2

    Rocía ligeramente tus rastas con la emulsión y deja que esta se asiente en el cabello naturalmente. Evita rociarlas demasiado ya que el uso excesivo hace que se pongan grasosas. Aplica el tratamiento ligeramente todos los días, si es necesario, en lugar de hacerlo de manera intensa una vez a la semana.

  3. 3

    Rocía una mezcla de aceite de árbol de té y agua sobre tu cuero cabelludo diariamente para combatir la sequedad y eliminar la picazón asociada con este problema.

    Tratamiento para el cabello encrespado

  1. 1

    Coloca una gota de aceite de aloe vera en una botella rociadora limpia. Añade algunas gotas de tu aceite esencial preferido para cubrir la esencia de aloe. Los aceites esenciales no son necesarios para combatir el cabello encrespado, pero ayudarán a tapar el olor rancio que emite el aloe vera cuando pasa el tiempo.

  2. 2

    Llena la botella con agua y agita la mezcla de aloe, aceite esencial y agua para obtener una emulsión.

  3. 3

    Rocía la mezcla sobre el cabello encrespado. Haz rodar suavemente cada rasta entre tus manos, trabajando desde el cuero cabelludo hacia la punta para que la mezcla penetre en el pelo y haga que los cabellos rebeldes regresen a la rasta y permanezcan allí sin salirse.

    Ajustar las rastas

  1. 1

    Llena una botella rociadora limpia con agua destilada. Añade dos cucharadas de sal marina (evita usar sal procesada y yodada) por cada 8 onzas (240 ml) de agua en la botella. Agrega una pizca de jugo de limón y agita la mezcla.

  2. 2

    Rocía una rasta ligeramente con la solución de sal marina y hazla rodar entre tus manos para que penetre suavemente la mezcla. Haz penetrar la sal marina en la rasta en dirección hacia afuera, comenzando cerca de tu cuero cabelludo y avanzando hacia la punta. Continúa el proceso para cada rasta. Evita el contacto directo de la mezcla con el cuero cabelludo, ya que puede causar picazón.

  3. 3

    Deja que la mezcla de sal marina actúe en tu cabello. Si bien los tratamientos ocasionales pueden ayudarte a tensar y engrosar las rastas nuevas, los tratamientos prolongados con sal marina dejarán residuo de sal en tu cabello. Enjuaga la sal acumulada con un champú natural, como uno de aceite de árbol de té.

Consejos y advertencias

  • Haz el mantenimiento de tus rastas temprano en la mañana en lugar de hacerlo antes de ir a dormir para permitir que se sequen bien antes de la noche. Dormir sobre rastas que estén incluso apenas húmedas puede hacer que estas se encrespen o despidan un olor desagradable. Siempre deja que tus rastas se sequen naturalmente al aire libre y la luz del sol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles